Al Golpito

Sin duda, en este presente año 2019; algunas personas del pueblo de Valle de Guerra ya no estarán presentes para disfrutar de tan interesantes fiestas en el humilde barrio de Las Toscas de Arriba.

12.06.2019 | Tenerife | Reportaje

El recuerdo de San Antonio de Padua llega un año más (2019) al popular barrio de Las Tocas de Arriba de Valle de Guerra. Concretamente, el próximo día 13 del presente mes de junio 2019; cuya Comisión de Fiestas estará representada por: José Francisco Adrián Barbuzano; Aarón Hernández Pérez, Miguel Adrián Ramos, Agapito Barbuzano Pérez, Agustín Barbuzano Pérez, José Antonio Mendoza Mendoza, María del Mar Pérez González, Víctor López Herrera, Sergio Ramón Rodríguez González.

Como ya viene siendo habitual, en el popular barrio de Las Tocas de Arriba, con un programa de fiestas dinámico y con un cartel representativo en la figura de San Antonio de Padua de Juan Cairos, la significativas fiestas comenzarán con los prolegómenos festivos de un encuentro emotivo y eclesiástico, comienza el recorrido festivo en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Valle de Guerra; con la Misa por San Antonio de Padua y el reparto de pan bendecido, junto con unas estampitas del “Milagroso San Antonio”. Dando así el comienzo de unas fiestas que fuero recuperadas tras un paréntesis de 33 años por un grupo de vecinos integrados por Andrés Víctor López González José Antonio Mendoza Mendoza, Severo Rodríguez González, Miguel Ángel Adrián Ramos, Agapito Barbuzano Rodríguez, José Francisco Adrián Barbuzano, José Damián Hernández Díaz y Cándido Julián Ramos. Sin duda, esta Comisión ya pasará a la historia de las fiestas populares del pueblo vallero, especialmente porque han sido ellos los que han recuperado tan deseadas fiestas, junto con la solidaridad de los habitantes de Valle de Guerra.

Sin duda, en este presente año 2019; algunas personas del pueblo de Valle de Guerra ya no estarán presentes para disfrutar de tan interesantes fiestas en el humilde barrio de Las Toscas de Arriba. Algunas como: Mencha Barbuzano García; Antonio Figueroa Delgado, Manolo (Valleseco) y Juana Figueroa Pérez; los cuales con sus cánticos entre folias, isas, malagueñas y poesía, hacían deleitar y emocionar a los vecinos de tan famoso popular barrio costero. Ellos, junto con otros vecinos del pueblo vallero, serán homenajeados en la memoria por del párroco titular Julio Ribot Rodríguez y por los habitantes de Valle de Guerra.

PROGRAMA DE FIESTAS. ACTOS RELIGIOSOS:

Jueves, 13 de junio: Misa y Procesión en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario. A continuación, fuegos artificiales. Viernes, 14 de junio: A las 19:00 horas, función religiosa en honor a San Antonio de Padua en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario. Misa oficiada por el reverendo D. Julio Riboot. A continuación, Procesión de la imagen desde la Iglesia hasta Las Toscas de Arriba, acompañada por la Banda de cornetas y tambores. Sábado, 15 de junio: A las 20:00 horas, rezo del santo Rosario y a continuación, Función religiosa en honor a San Antonio de Padua. Domingo, 16 de junio: A las 20:00 horas, Función religiosa solemne de despedida y procesión de regreso a la Iglesia de Nuestra señora del Rosario, acompañada de fuego artificiales, a cargo de Piromart SLU.

ACTOS POPULARES:

Viernes, 14 de junio: 21:30: Festival folclórico de variedades, a cargo del grupos del pueblo y de la zona. Sábado, 15 de junio: 11:30 horas. Día del Pan, con la colaboración del Bocadillo Gigante, en las que colaboran varias firmas comerciales, vecinos del pueblo y Comisión de Fiestas. A las 17:00 horas; exhibición de Lucha Canaria a cargo de la Escuela infantil del Club de Lucha Rosario. A las 22:00 horas; Verbena popular amenizada por un grupo de la zona. Domingo, día 16 de junio: 11:00 horas: Final del campeonato de Dominó y Envite. A su término, “Gran Paellada” para todos los asistentes. A las 22:00 hora; Exhibición de Fuegos Artificiales a cargo de la Pirotécnica San Miguel SLU de Valsequillo.

Semblanza:

Haciendo una breve semblanza de la historia de este importante evento cultural y artístico, y según consta en el Archivo Histórico de Noticias de La Librea de Valle de Guerra (1875-2015), recopilado por el ex presidente Derimán Alonso, La Librea, en la primera década del siglo XX (período Constitucional de Alfonso XIII), alternaba entre las fiestas del Rosario, en octubre, y las fiestas en honor a San Antonio de Padua, en julio. Y es que se recoge, por ejemplo, como el jueves 2 de julio de 1908, por la noche, “volverá a salir la procesión, con comedias y la Librea con sus barcos”. En 1909 se retomaría la costumbre de celebrarse en octubre y en 1911, el 8 de julio, “los festejos en honor de San Antonio de Padua en el Valle de Guerra”.

Los actos populares se hacían en la casa del matrimonio Eleuterio Cairos Bonilla y Carmen Dorta, concretamente en la parte baja del garaje, donde guardaban el viejo camión de la antigua casa rural. Dichos actos de tan popular barrio costero norteño consistían en la salida y veneración de San Antonio de Padua, acompañado por una gran comitiva y por el párroco de aquella época (1954), Leonardo Regalado. El programa constaba de un festival folclórico, ruedas de fuego como promesas pedidas al venerado santo también llamado San Antonio de Lisboa; lucha canaria, carreras de sortijas, campeonato de envite, etc. También había un ventorrillo tradicional, donde la carne fiesta y el buen vino se convertían en cómplices de las tertulias y la felicidad de muchos habitantes valleros. Los actos religiosos se celebraban en el salón de Ramón Rodríguez. El altar, donde estaba el santo sacerdote ubicado, lo enramaba con amor y devoción la vallera Teresita Rivero. Durante los tres días que duraban las señalas fiestas de tan importante barrio costero de Valle de Guerra, sus habitantes se sentían orgullosos de tan celebrados actos populares al culto de la imagen de San Antonio de Padua.

En 1949, el mismo año en que se hizo la primera Romería de Valle de Guerra, llegaba el santo San Antonio de Padua a las Toscas de Arriba, de mano de Álvaro Abreu. Fue el primer acercamiento al que sería su barrio dos años después, en 1951, donde se celebraba la primera fiesta en su honor, quedando así ligado al Santo hasta 1983, última fiestas que se hizo en Las Tocas de Arriba. Del mismo modo, cuentan los más viejos del lugar que venían gentes de toda la Comarca; de Tejina, El Socorro, Guamasa y Tacoronte. Se llenaba la calle principal, se hacían verbenas, luchas canarias, y la gente disfrutaba mucho del fin de semana festivo. Muchos fueron los presidentes y comisiones de fiestas que representaron y trabajaron altruistamente durante muchos años en tan significativos eventos de solemnidad en honor a San Antonio de Padua. Incluso, el papel de la mujer fue muy significativo, pues no en vano hubo un año que la comisión de fiestas fue representada por mujeres valleras.


Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.