Actualidad

Se trata de un ejemplar juvenil, cuya madre, que estaba en estado muy grave, murió en la playa

 

03.08.2020 | Santa Cruz de La Palma

El pasado 28 de julio tuvo lugar en la costa de la zona de Los Guinchos, en el municipio de Breña Alta, un doble varamiento de delfines moteados del Atlántico (Stenella frontalis). Se trataba, concretamente, de una hembra adulta, que se encontraba en un estado muy grave y murió en la misma playa, y un juvenil de la misma especie, probablemente la cría de la hembra varada, en este caso completamente sano. 

Una vez constatado que el ejemplar juvenil de delfín moteado se encontraba en buen estado, la Consejería de Medio  Ambiente del  Cabildo de La Palma inició los contactos para poder proceder a su liberación en el menor tiempo posible y darle así una oportunidad de salir adelante. Para ello, contó con la inestimable ayuda y colaboración de Salvamento Marítimo, dependiente del Ministerio de Fomento (Salvamar) y de su tripulación. El ejemplar puedo ser devuelto al mar sin mayores inconvenientes, comprobándose que nadaba y se sumergía sin problemas. 

Sin embargo, como se comentó inicialmente, la madre no corrió la misma suerte. Una vez realizada la necropsia por personal del IUSA (Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, se pudo determinar que la causa de la muerte fue natural, debido a una posible infección vírica, la cual deberá ser determinada finalmente mediante análisis clínicos en el laboratorio. 

Los cetáceos que se sienten enfermos se suelen acercar a tierra para encontrar refugio frente a los posibles depredadores y terminan varando en la costa. En el caso de este ejemplar, poseía signos evidentes de depredación por varias especies de tiburones, lo que determinaría el mal estado en el que se encontraba. 

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, que dirige María Rodríguez Acosta, ha manifestado su más sincero agradecimiento a los ciudadanos anónimos que avisaron de este varamiento, lo que permitió atender a estos delfines con prontitud, así como a la Salvamar por su predisposición a colaborar en todo momento en este y otros casos similares, además de a los veterinarios del IUSA por su compromiso y profesionalidad en el esclarecimiento de las causas de la muerte de este ejemplar. 

Imagen: Delfín moteado del atlántico | CEDIDA