Actualidad

El sindicato CSIF denuncia los graves altercados sufridos entre los trabajadores de la multinacional, y se presenta por sus servicios jurídicos una nueva denuncia ante la Inspección de Trabajo de S/C de Tenerife y ante la Policía Nacional

20.05.2020 | Santa Cruz de Tenerife

La Central Sindical CSIF, ha presentado nueva denuncia ante la Inspección de Trabajo de S/C de Tenerife por los graves incidentes ocurridos en el día de ayer, tras la reapertura de la tienda Leroy Merlín en su sede ubicada en La Laguna y que ha supuesto volver a vulnerar las más elementales normas en cuanto a protección por contagio por Covid-19 de trabajadores y clientes se refieren. Tal denuncia se ha extendido también al cuerpo de la Policía Nacional, quién tomará la decisión de cerrar la tienda en caso de considerar que se está poniendo en grave riesgo la salud de los trabajadores y clientes.

Así las cosas, desde el sindicato CSIF, tras una serie de denuncias presentadas desde el comienzo del actual estado de alarma con la única finalidad de proteger a los trabajadores de Leroy Merlín de posibles contagios, y precisamente por poner de nuevo en peligro la vida de los trabajadores de dicha multinacional de bricolaje, se ha vuelto a acudir tanto a la Policía Nacional como a la Inspección de Trabajo toda vez que dicha tienda lagunera, sigue sin hacer caso a las diferentes obligaciones de protección a la salud tanto de sus trabajadores como de sus clientes.

Según comentan algunos de sus trabajadores, lo vivido en el día de ayer supuso que incluso “algunos compañeros rompieran a llorar tras finalizar sus turnos de trabajo, llantos que surgen tras todo lo que se está viviendo en la tienda, tensión de estar más de 8 horas viendo como tu vida peligra; viviéndose además momentos de gran tensión entre clientes, mediando los propios empleados para rebajar la tensión de los clientes por las largas esperas que se han ido producido a consecuencia de la falta de personal (recordemos, gran parte aún sujetos a un ERTE por fuerza mayor”.

Según han denunciado algunos de los empleados de Leroy Merlín al sindicato CSIF, “lo que se están sufriendo los trabajadores en la tienda de La Laguna no tiene nombre, hacemos el trabajo de 10 personas, nos exigen cada día más y más, reina el caos en la tienda a consecuencia de que la misma se encuentra llena de palets, la situación del almacén es caótica, no nos da tiempo ni de reponer o dejar la tienda ordenada, los clientes se nos acercan sin respetar ni tan siquiera el medio metro de distancia, no se les obliga tampoco a los clientes al uso de guantes ni mascarillas, acuden éstos a la tienda con la familia al completo... Esto es una locura, que alguien nos ayude o alguno de nosotros o nuestros familiares más mayores no tardará en sufrir contagios”.

Desde los servicios jurídicos de CSIF se asegura que se está estudiando la posibilidad de presentar una denuncia contra los directivos de la empresa por un posible engaño contra la seguridad de los trabajadores, debido a que no es la primera vez durante el actual estado de alarma en el que los trabajadores ven vilipendiados sus más mínimos derechos de seguridad en el trabajo poniéndoles en riesgo tanto a ellos, a sus familias como a los propios clientes que acuden a la tienda, no siendo tampoco la primera vez que se advierte al Director Nacional de la empresa Ignacio Sánchez Villares de lo que está aconteciendo en la mercantil desde que se decretó el pasado mes de marzo el aún vigente estado de alarma. Así, se recuerda por último desde dichos servicios jurídicos, que a CSIF no le va a temblar el pulso ante casos de peligro hacia la vida de los trabajadores, “ya hemos demandado a nivel nacional al Ministro de Sanidad, Salvador Illa, y no seremos menos contemplativos con empresarios que única y exclusivamente tienen afán de mayores ganancias, sin importarles la vida de sus trabajadores”.