Actualidad

La concejala de Educación confirmó que por primera vez los CEIP del municipio ofrecen desde el inicio de este curso acogida temprana gratuita para facilitar la conciliación de las familias y que se trabaja en el desarrollo de actividades extraescolares

13.02.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha respondido este curso escolar a una de las demandas históricas tanto de las familias chicharreras como de las AMPAS de los colegios de la capital tinerfeña y desde el pasado mes de septiembre todos los centros de infantil y primaria del municipio cuentan con la opción de brindar acogida temprana infantil gratuita.

Es la primera vez en la historia del municipio chicharrero que los colegios ofertan esta ayuda de forma gratuita, un hito que, como explicó la concejala de Educación, Elena Mateo, en la Comisión de Control celebrada este jueves, “es el resultado de un considerable esfuerzo” realizado por el nuevo grupo de gobierno en aras de “favorecer la conciliación familiar”.

Según detalló la concejala, ante el inicio del curso, el Consistorio hizo la propuesta a los centros escolares de infantil y primaria y “desde el mes de septiembre todos los colegios que se han adscrito tienen acogida temprana gratuita”, lo que supone un apoyo importante para que las familias de Santa Cruz puedan compaginar cómodamente las clases de sus hijos e hijas menores con sus obligaciones, bien sean laborales o de otra índole.

Tal y como explicó Mateo, el Ayuntamiento de Santa Cruz sigue tres líneas principales en materia de actividades extraescolares de carácter gratuito. La concejala relató el cronograma que incluye la realización desde el pasado verano de hasta ocho mesas de trabajo para materializar al inicio de este curso la acogida temprana gratuita y se trabaja en la adjudicación del contrato para desarrollar las actividades extraescolares infantiles, “inexistentes hasta la fecha”. En palabras de la concejala, los retrasos que se acumulan en la adjudicación del contrato obedecen a cómo estaba hecha la contratación, pues se necesitaban monitores que cubrieran todos los centros y los pliegos no recogían este aspecto con claridad. “Los pliegos no exigían ni siquiera un monitor por colegio”, señaló Mateo, que añadió que se ha tenido que recorrer “un camino tedioso tanto para licitadoras como para el propio servicio en cuestión” para la adjudicación formal del contrato en el menor plazo de tiempo que sea posible.

Por otro lado, figuran las actividades extraescolares deportivas, que son muy populares entre el alumnado chicharrero y cuentan con mucha demanda, incluso “listas de espera en algunos centros para acceder a estas actividades”. En este sentido, Mateo destacó que se han duplicado los esfuerzos y se han aumentado los presupuestos para solventarlo.

Y, por último, se encuentran las actividades extraescolares educativas, que brindan “apoyo y refuerzo al aprendizaje” de los niños y niñas. En este punto, la edila señaló que “ya se están redactando los pliegos para sacar una nueva licitación porque el contrato termina durante este curso” e incidió en que “para que no haya una merma del servicio se publicarán próximamente los pliegos en la Plataforma de Contratación”. Uno de los objetivos en los que ya trabaja la nueva Corporación es en revisar estas actividades de refuerzo para que no ocurra como en anteriores ocasiones y “existan hasta tres agentes distintos prestando la misma actividad en un mismo centro y dividiendo al alumnado” por la intervención de otras administraciones u organismos.

TRANSPORTE PÚBLICO

En la Comisión de Control, también se dio cuenta de las medidas desarrolladas por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para favorecer el transporte público colectivo. El concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, expuso los resultados “muy positivos” de la entrada en funcionamiento de los carriles bus de la Avenida Venezuela y la Avenida San Sebastián y llamó la atención sobre la necesidad de que el conjunto de los conductores sepa “cómo funcionan los separadores y los respeten para el uso público de taxis y guaguas”. En este sentido, Martín señaló que “analizaremos con los taxistas y Titsa la posibilidad de nuevos carriles bus”, así como “estamos mirando otros elementos de separación” para disuadir de ocupar dichas vías a los vehículos no autorizados para ello.

Además, Martín recordó los proyectos en marcha de “aparcamientos disuasorios” en las zonas de entrada a Santa Cruz, el Barrio de la Salud y la nueva parcela junto al Hospital Universitario de La Candelaria, donde las plazas de ubicarán en altura y se ofertarán “a precios populares”.

Asimismo, el concejal destacó otro tema angular en la planificación de la ciudad: “Terminar la vía litoral y la vía de penetración para acabar con el colapso del tráfico portuario y de entrada a Santa Cruz”. Martín apuntó que, además de cubrir la entrada a la ciudad, “hay que llegar hasta Paso Alto” y no descarta el soterramiento de toda la vía.

En cuanto a la posibilidad de acercar el tranvía hasta San Andrés, Martín se mostró categórico al afirmar que “no se va a hacer nada que la ciudadanía no quiera” y recordó que el anterior equipo de gobierno no dejó ningún tipo de proyecto, idea o borrador al respecto, “ni siquiera fue capaz de desarrollar proyectos que no despertaban ningún tipo de polémica”, como la vía de cornisa, a la cual, a su juicio, “hay que darle una alternativa de movilidad sostenible real” para minimizar al máximo su impacto en el territorio.

Por su parte, el concejal de Movilidad, Florentino Guzmán, añadió que el Plan de Movilidad aprobado por el Consistorio en noviembre de 2014 está actualmente siendo objeto de revisión para su actualización y expuso su interés por “discutir ese borrador con la oposición y dar participación a los sectores privados y públicos”. Guzmán apuntó que quiere “que la gente lo conozca” y valoró que sea debatido e implementado como consecuencia de ello.