Actualidad

El Ayuntamiento de Santa Cruz, en cualquier caso, propone un expediente de penalidades a Emmasa, con una propuesta de sanción de 10.000 euros

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha dado cuenta al Gobierno de Canarias que los informes realizados tras el vertido que se registró el pasado 25 de septiembre de 2018 en el muelle de La Hondura concluyen que no existió afección alguna del medio receptor.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, señala que el Gobierno regional “ya tiene toda la información referente a lo ocurrido en la conducción de desagüe situada bajo la calle Anatolio Fuentes, en el muelle de La Hondura, y la analítica de las ocho muestras tomadas, turbidez, ph, conductividad, nitrógeno amoniacal, sólidos en suspensión y e coli, entre otros parámetros, confirman que el agua vertida estaba tratada y no era, en ningún caso, agua residual bruta, por lo que no hubo afección del medio receptor”.

Arteaga aclara que las analíticas “no fueron requeridas, sino que fueron una aportación del Ayuntamiento en función de las muestras recogidas ese mismo día. La incidencia duró tres horas, de 12:00 a 15:00 horas, y fue detectada por la turbidez del agua con un volumen total de 780 metros cúbicos”.

“En cualquier caso, el Consistorio ha abierto un procedimiento para la imposición de penalidades a Emmasa, con fecha 7 de febrero de este año, por posible incumplimiento contractual”, agregó el edil, quien señaló además que “la propuesta de sanción, en este caso, es por una infracción leve y se eleva a 10.000 euros”.

Asimismo, Arteaga indicó al respecto que este expediente “sigue su curso y está en fase de procedimiento, con lo que pretendemos que esta circunstancia no se vuelva a dar”. En cualquier caso, recuerda que el Ayuntamiento “sigue a la espera de que el Gobierno del Estado ejecute las obras de remodelación y ampliación de la depuradora de Buenos Aires”.

“Llevan estancadas desde su adjudicación, en septiembre de 2018, y todos sabemos que ese es el único y verdadero camino para dar una respuesta definitiva a la gestión del agua en la capital”, concluyó.