Actualidad

Bomberos voluntarios y Protección Civil serán los encargados de realizar el reparto que se solicitará a través del 648 130 190

16.03.2020 | Los Realejos

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, anuncia la puesta en marcha de un servicio de reparto a domicilio de alimentos y medicinas dirigido a las personas mayores dependientes que vivan solas y a aquellas con movilidad reducida no acompañadas, o bien, cuyas familias hayan sido puestas en cuarentena por el Covid-19. Asimismo, se podrán beneficiar de esta medida aquellas personas que padezcan una enfermedad para la que se recomiende no salir de casa y no tengan la posibilidad de contar con un familiar que les ayude.

Para poder llevar a cabo esta iniciativa de las áreas de Bienestar Social, Personas Mayores y Seguridad y Emergencias, el ayuntamiento dispondrá de una partida económica con la que tanto Bomberos voluntarios como el personal de Protección Civil puedan realizar la compra de alimentos de primera necesidad o medicinas para llevar a los hogares de aquellos mayores o personas enfermas que lo hayan solicitado a través del número de teléfono habilitado al efecto: 648 130 190.

Una vez realizada la compra, siempre en los pequeños y medianos establecimientos más próximos al lugar de residencia, los voluntarios se trasladarán al domicilio de los solicitantes con el ticket de compra cuyo importe deberán abonar en el momento de la entrega.

Expone Manuel Domínguez que el objeto de esta iniciativa es “atender el estado, situación de necesidad o hecho en que se encuentra o soporta la persona destinataria como consecuencia de su edad, o situación de salud, y ayudar también a los pequeños comercios de los distintos barrios que debido a esta emergencia necesitan más que nunca todo nuestro apoyo para salir adelante”.

Las trabajadoras sociales están contactando con todos los mayores que se pueden beneficiar de esta iniciativa para que la conozcan y sepan a que número de teléfono tienen que llamar.

Argumenta Macarena Hernández que “la iniciativa, que se pondrá en marcha esta misma tarde, está destinada a cubrir las necesidades de los mayores que viven solos y no pueden salir de casa, así como a aquellas personas con movilidad reducida que necesitan adquirir alimentos o medicinas con carácter urgente. También si llegaran a necesitar un médico urgente y no pudieran conseguirlo por las vías habituales, en este caso se trasladaría un facultativo a sus hogares”.

“En nuestra agenda de prioridades sociales siguen y seguirán estando los mayores, por ello desarrollamos las acciones de apoyo directo a nuestro alcance como administración local”, puntualiza el alcalde.