Actualidad

26.06.2022 | Gáldar

La cooperativa agrícola Llanos de Sardina, en Gáldar, celebró ayer sábado su asamblea general con la presencia del vicepresidente del Gobierno de Canarias y presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez; el diputado de NC en el Congreso Pedro Quevedo y el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, invitados por el presidente de la cooperativa, Vicente Montesdeoca, y el gerente de la entidad, Daniel Godoy. La reunión sirvió para analizar, junto a los cooperativistas, los logros para el sector conquistados, en los últimos años, gracias a las gestiones realizadas por NC en instituciones como el Ayuntamiento de Gáldar, el Ejecutivo canario y la Cámara Baja.

Daniel Godoy destacó la colaboración y buena sintonía existente y los importantes logros conseguidos para el sector platanero en las islas. El más importante, la aprobación de la llamada enmienda canaria a la Ley de Cadena Alimentaria, promovida por Pedro Quevedo en el Congreso de los Diputados.

A pesar de contar con el voto en contra de los grupos del Gobierno estatal (PSOE y Podemos), obtuvo el respaldo de la Cámara Baja para su aprobación, lo que supuso una excepción para el plátano de Canarias de la citada norma. En caso contrario, “hubiera puesto al plátano canario al borde de la desaparición”, en palabras de Román Rodríguez.

El vicepresidente del Gobierno de Canarias observó además que los plataneros del Archipiélago en 2018 no contaban con ninguna ayuda para el transporte de mercancías. Sin embargo, tal y como destacó, “hoy se han conseguido consolidar 20 millones de euros”, en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), para el plátano canario “cubra el 65% de los costes”.

Pedro Quevedo subrayó que también se han consolidado 14 millones de euros anuales para la producción de agua para riego agrícola, que contribuyen a paliar el sobrecoste de la obtención del mismo en un territorio, donde la desalación de agua de mar es fundamental.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, puso de manifiesto la importancia de generar alianzas entre el sector platanero y las administraciones públicas canarias. Así como, añadió, contar con una voz canaria en el Congreso de los Diputados que permita trasladar y luchar por las demandas de los agricultores canarios y mejorar la competitividad de un sector que es fundamental para la economía del Norte de Gran Canaria.

Prueba de ello son las cifras que fueron aprobadas por la asamblea general de la cooperativa agrícola, que cuenta con más de 400 socios y 150 trabajadores con un volumen de producción que supera los 37 millones de kilos de plátanos y 60 millones de euros de facturación.

Unos datos que colocan a esta cooperativa como la principal Organización de Productores de Plátanos (OPP) de Gran Canaria y una de las más importantes de las seis que existen en el Archipiélago. Cuenta con centros de producción en Gáldar, Arucas y, próximamente, se abrirán otros en Telde y La Aldea de San Nicolás, además de en las islas de Tenerife y La Palma.

Los representantes públicos, así como los gestores de la cooperativa, coincidieron en la importancia de continuar trabajando en la misma senda con el objetivo de blindar a los agricultores canarios dentro del Estado y de la Unión Europea (UE) frente a las amenazas de otros mercados externos que no cuentan con el mismo nivel de control ni de garantía sanitaria, por lo que el apoyo del sector público es fundamental para mantener la competitividad del sector.

 

Imagen: Galdar, Cooperativa Agrícola Llanos de Sardina | CEDIDA