NOVEDADES

Nicandro González y Borges recibe, a título póstumo, el reconocimiento de hijo predilecto de La Villa.

15-05-2016   19:05:54   Tagoror Digital

El Salón Noble del Ayuntamiento de La Orotava acogió en la tarde de este jueves, 12 de mayo, el acto de reconocimiento, a título póstumo, a Nicandro González Borges como Hijo Predilecto de la Villa.

15.05.2016. La Orotava.

El Salón Noble del Ayuntamiento de La Orotava acogió en la tarde de este jueves, 12 de mayo, el acto de reconocimiento, a título póstumo, a Nicandro González Borges como Hijo Predilecto de la Villa. El acto, presidido por el alcalde Francisco Linares, contó con familiares; el director del Colegio Salesiano, Abel Medina Calles; el presidente de la Fundación San Isidro, propietaria del Colegio San Isidro, José Luis de Taoro Pérez; miembros de la corporación municipal y numeroso público vinculado especialmente al citado colegio.

El alcalde destacó la excepcional labor de este noble villero en pro de su municipio y, en especial, por la educación y creación del colegio Salesiano-San Isidro, lo que le hacen merecedor de este título que se concede en muy excepcionales ocasiones y está recogido en el Reglamento de Honores y Distinciones de esta noble Villa.

Como bien dice el historiador Javier Lima Estévez, a lo largo de la historia del municipio orotavense destacan muchas personalidades por diversas acciones y méritos, y entre ellos está el célebre vecino Nicandro González Borges. Sin lugar a dudas, su nombre se ha unido y sobresale por su relación con el Colegio San Isidro. Su labor fue esencial para la construcción de este centro educativo pues adquirió los terrenos para su ubicación, y la calle donde se localiza lleva su nombre en su honor. Debido a sus problemas de salud y con la finalidad de garantizar y culminar las obras del edificio que se estaba construyendo, decidió crear una fundación, la fundación San Isidro que perdura en la actualidad, presidida por José Luis de Taoro Pérez, y sigue siendo la propietaria del colegio. Según señala Guillermo Navarro González en su libro Los Salesianos en La Orotava (1948-1998) creó la "Junta de Patronos, que administraban los bienes fundacionales, consistentes en el inmueble y una finca de platanera y granja de animales".

Este ilustre villero, además de ceder la parcela para este colegio, también realizó otras aportaciones importantes al municipio como regalar las araucarias que se encuentran en el Paseo Domínguez Alfonso y financió la decoración del tímpano de la fachada principal de la Casa Consistorial con el escudo herádilco, basándose en el proyecto de Mariano Estanga.

González Borges nació en La Orotava el 9 de mayo de 1846 y falleció el 8 de mayo 1916, por lo que este año se celebra aniversario de su fallecimiento. Pero la culminación del proyecto por el que tanto apostó se retrasó hasta 1919. Bajo el principio cristiano establecido por González Borges en su testamento fundacional, se inició la búsqueda y el contacto entre el Patronato y la Congregación Salesiana, inaugurándose a partir de entonces la presencia de los Salesianos en La Orotava bajo el principio de San Juan Bosco (1815-1888).

La obra de Nicandro González se destaca en diversas obras de Juan Cullen, Guillermo Navarro González y Juan del Castillo, entre otros. Es un orgullo contar con personas ilustres y perpetuar para siempre sus nombres, y como no rendirles un merecido homenaje, para que siempre, cualquier generación, tenga conocimiento de lo que han hecho muchas personas por el bien de su municipio de La Orotava. 

Este día, además del acto institucional, se realizó una ofrenda floral en el Cementerio Municipal y se celebró en su memoria una Misa en la Parroquia de la Concepción de La Orotava.

 

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2017, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL