NOVEDADES

¿Nos afecta el otoño a las emociones?

María del Carmen García Mora   26-09-2016   10:09:34   Tagoror Digital

Llega el otoño y los días largos y soleados dan paso a otros más cortos y grises.

26.09.2016. La Laguna

Redacción

Por Mari Carmen García Mora

Psicóloga Sanitaria. Colegiada T-1412

Aunque en Canarias no notemos tan claramente la entrada de una nueva estación, como puede pasar en el resto de Europa, lo cierto es que la llegada del otoño para muchas personas suele traer aparejado ciertos cambios emocionales asociados a una sensación de tristeza.

Llega el otoño y los días largos y soleados dan paso a otros más cortos y grises. El verano concluye y el otoño irrumpe en el calendario. Con la llegada de esta nueva estación, muchas personas experimentan cambios en su estado de ánimo. Se sienten más cansadas de lo habitual, más tristes, con ganas de estar más tiempo solas y con más apetito. ¿Es normal este cambio?

El otoño trae un cierto cambio de tiempo en Canarias, hace algo más de fresco, puede que llueva más y sobre todo disminuyen las horas de sol. Por un lado, nos exponemos menos al sol porque estamos más tiempo en el trabajo, en el colegio, en la facultad, etc., por otro lado, los días van siendo más cortos y con el cambio de hora ya a las 6 y poco de la tarde, empieza a oscurecer, cuando en verano disfrutamos de luz solar casi hasta las 9 de la noche.

Esto produce ciertos cambios en nuestro funcionamiento cerebral.

Nuestro cerebro produce dos hormonas clave que influyen en nuestro día a día: La serotonina y la melatonina. La primera influye en nuestro estado de ánimo y la segunda regula nuestra energía, hambre y sueño, principalmente. A menos horas de sol nuestro cerebro produce más melatonina, la cual hace que estemos más cansados y menos serotonina, por lo que nos sentimos con peor humor.

La llegada del otoño no nos afecta a todos con la misma intensidad. A esto se le conoce como síndrome de astenia otoñal, que, aunque no es tan notable como la astenia primaveral, sí que nos suele causar algunas molestias.

El síndrome de astenia otoñal es precisamente esto; un síndrome. No es ni mucho menos una enfermedad, simplemente nuestro cuerpo debe adaptarse al cambio de estación y este cambio implica una serie de trastornos leves que suelen durar unos cuantos días.

Para superar este pequeño bache te proponemos:

Sigue una alimentación correcta

Haz algo de deporte. Sólo caminar media hora al día trae grandes beneficios.

Vence la monotonía. Haz cosas que te gusten, te ayudara a estar más feliz y concentrado.

Aprovecha las horas de sol. Prográmate actividades en la calle en horas de sol, o simplemente siéntate y disfruta un rato de los rayos del sol.

Duerme las horas necesarias por la noche y si puedes, aprovecha y disfruta de una pequeña siesta. De 10 minutos a media hora de siesta nos hace sentir como nuevos.

Si te sientes muy irritable, intenta bajar las dosis de cafeína. Prueba con ejercicios de relajación o medita cada día.

Si te sientes muy decaído, descansa todo lo que puedas. Tomate tu tiempo y no te exijas demasiado. ¡Eso sólo servirá para que te canses más!

Normalmente esta situación en la que nos sentimos cansados físicamente y mentalmente, debería pasar pronto. Nos habremos adaptados a los cambios tanto de rutina como de tiempo y podremos seguir con nuestra vida tal y como lo hacemos normalmente. Si tienes que trabajar un poco menos, o descansar más no te preocupes.

Si vieras que no te recuperas o te adaptas al ritmo diario, acude a tu médico. Él te puede aconsejar y evaluar la necesidad de pruebas u otras medidas.

María del Carmen García Mora

6

Psicóloga Sanitaria (UNED)
Máster de Psicología Clinica de la ULL
Experta en Mindfulness

 

 

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2017, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL