Actualidad

El encuentro será en el Complejo Deportivo Basilio Labrador a las 10:30 horas de la mañana, con la asistencia confirmada, tras haber sido concertada previamente, de unas 1.000 personas.

22.11.2017. Los Realejos.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, ofreció en la tarde de este miércoles 22 de noviembre una rueda de prensa en el Hotel Rural Bentor del municipio junto al ex deportista de élite, conductor de programas televisivos y conferenciante Pedro García Aguado, que se encuentra en la localidad para impartir este jueves 23 de noviembre su charla 'Aprender a educar'.

El encuentro será en el Complejo Deportivo Basilio Labrador a las 10:30 horas de la mañana, con la asistencia confirmada, tras haber sido concertada previamente, de unas 1.000 personas, entre alumnado de Secundaria, institutos y ciclos formativos de Los Realejos, La Orotava, Puerto de la Cruz y La Guancha, así como agentes de Policías Locales de la isla y trabajadores sociales de diversos ayuntamientos.

“No es nuevo en Los Realejos el trabajo desarrollado en educación en valores hacia la infancia y la adolescencia, pero es cierto que la presencia de un referente televisivo ahora, que lo fue en el plano deportivo antes, y con tan evidente testimonio de vida que transmitir, como el que nos trae Pedro García Aguado, sin lugar a dudas ha despertado un gran interés y es muy probable que ésta no sea la única ocasión en que pise este municipio, pues muchos vecinos, sobre todo padres y madres, se han quedado con las ganas de poder asistir”, expuso el alcalde.

“Por nuestra parte, desde las áreas de Educación y Participación Ciudadana, desde Juventud, desde Bienestar Social e Infancia y desde Deportes, hemos puesto toda la carne en el asador para facilitar la presencia de esta personalidad, ahora sólo esperamos que la cita que les aguarda con él este jueves sea todo lo fructífera que auguramos”, agregó Manuel Domínguez.

Al hilo de la “educación en valores”, destacó Pedro García Aguado que su propia experiencia y su “mala cabeza” le llevó a “ni siquiera saborear como debiera las mieles de aquellos éxitos deportivos tan soñados antes y finalmente cosechados con la Selección Española de Waterpolo, como fue la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, donde alcanzamos la gloria, pero donde en mi caso concreto, por esa falta de conciencia, por esa falta de dar valor a los valores, supuso a la postre una derrota en el plano personal”.

Aludió así a su drogodependencia de aquellos años como “una enfermedad”, que le apartó totalmente de la inimaginable realidad que estaba viviendo, estar en la cresta de la ola con la mejor generación del waterpolo español de todos los tiempos, pero echando por la borda esos maravillosos años con hábitos nocivos que hoy suponen su principal lucha personal y profesional para evitar que los niños y jóvenes de la actualidad los encuentren como su vía de escape ante problemas o como complemento de heroicidad ante sus éxitos

“Es un lujo que quien estuvo en esa cresta de la ola, hoy sea capaz de bajarse a la realidad de nuestros pequeños, de nuestros adolescentes, para desde su experiencia, desde sus errores, servir de ejemplo de cómo digerir las etapas de la vida, a quienes arrimarse y qué hábitos rechazar, que haya rehecho su propia vida para demostrar que sus equivocaciones puestas en la diana pueden ser la guía de salvación de otras personas”, finalizó el alcalde, Manuel Domínguez.