Actualidad

Los concejales de Medio Ambiente y Turismo, representantes de la empresa concesionaria de los servicios de la playa y el alumnado del campamento de verano de la Escuela Municipal de Deportes Náuticos protagonizaron hoy el izado oficial en el Muelle Viejo

29.06.2016. Guía de Isora.

En una de cada cinco playas españolas ondea este verano la Bandera Azul, y una de estas lo hace por quinto año consecutivo en Playa San Juan, un núcleo costero del municipio tinerfeño de Guía de Isora que ha logrado poner al día su litoral y recuperarlo para el uso público. Esta playa, que estuvo a punto de desaparecer en los años 90 del siglo pasado, es hoy una de las más valoradas de la costa suroeste de Tenerife.

En la mañana de este miércoles 29 de junio se realizó el izado oficial, que contó con presencia de los concejales de Medio Ambiente y Desarrollo Turístico del Ayuntamiento de Guía de Isora, Francisco Baute y José Miguel Mesa, respectivamente, que estuvieron acompañados por Eduardo Ugalde y Alejandro del Rosario, representantes de Gestión Torviscas, empresa concesionaria de los servicios de la zona de baño. Como invitados especiales acudieron el alumnado y monitores del campamento de verano en la Escuela Municipal de Deportes Náuticos de Playa San Juan, de los cuales un niño y una niña fueron los encargados, junto al concejal de Medio Ambiente de realizar el primer izado de la Bandera Azul del periodo 2016-2017.

Francisco Baute explicó que “además de la nueva Bandera Azul, Playa San Juan estrenará este verano nuevo mobiliario con una inversión de 206 mil euros” todo ello tras la nueva adjudicación a la empresa Torviscas Gestión que ha ganado el concurso y que a partir del próximo viernes 1 de julio será la responsable de los servicios de seguridad, socorrismo, limpieza del paseo, del kiosco, hamacas y sombrillas de la zona de baño. Baute indicó que “la citada inversión implicará la renovación de todas las tarimas de madera, hamacas, sombrillas, mesas y sillas del kiosco, tarimas de las duchas, además de la realización de trabajos de mantenimiento en las pérgolas de la zona del kiosco y la colocación de mamparas de metacrilato en las duchas”. El edil anunció para los próximos meses un nuevo aporte de arena de machaqueo para Playa San Juan. Del mismo modo indicó que “estamos tramitando los permisos con Costas para llevar a cabo el dragado del fondo marino que permitirá extraer gran cantidad de arena y lodos depositados en las inmediaciones del Muelle Viejo”.

José Miguel Mesa señala que “tener Bandera Azul es un valor añadido para que más personas quieran visitar nuestra costa” y recordó el afán de dos décadas del gobierno municipal liderado por el alcalde Pedro Martín para recuperar el litoral para uso público. Mesa considera que este galardón es el principal reclamo y la causa de que de las más de 28 mil consultas recibidas el año pasado en las tres oficinas de información turística del municipio, 17 mil se realizaran en Playa San Juan.

QUÉ ES BANDERA AZUL.-

La Bandera Azul es un galardón y un sistema de certificación de la calidad ambiental creado y gestionado en 1987 por la Fundación para la Educación Ambiental (FEE). La FEE concede cada año a playas, puertos, y como novedad este año también a embarcaciones turísticas sostenibles, que cumplen los criterios revisados periódicamente, consensuados y cada vez más exigentes de legalidad, sanidad, limpieza, seguridad e información y gestión ambiental. En España es la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) la que certifica este premio.

A POR LA BANDERA AZUL EN LA JAQUITA EN 2017.-

El concejal de Medio Ambiente y Sanidad isorano adelanta que el próximo mes de diciembre el Ayuntamiento de Guía de Isora propondrá la playa de La Jaquita de Alcalá a los galardones de Bandera Azul. Esto será posible al superarse los dos años de espera requeridos desde que se solicita su inclusión en el Censo Nacional de Playas de Aguas de Baño, requisito esencial para que Sanidad del Gobierno de Canarias realice las analíticas del agua pertinentes para optar al premio. Francisco Baute señala que “además de superar desde ya el mínimo de 16 analíticas mensuales que son necesarias, desde el año pasado cumplíamos con el resto de los exigentes requisitos de Bandera Azul, entre ellos el de la accesibilidad de personas con movilidad reducida, limpieza, salvamento y socorrismo, baños, duchas, cambiadores, entre otros. Baute indicó que “es muy difícil conseguir una Bandera Azul, pero que el Ayuntamiento va a seguir trabajando duro para conservar la de Playa San Juan y lograrla el próximo año también en La Jaquita en Alcalá”.

HISTORIA DE UNA PLAYA RECUPERADA.-

Hasta llegar a la Bandera Azul, la bahía de Playa San Juan y su zona de baño han tenido que salvar múltiples obstáculos. El primero se venció cuando los vecinos salieron a la calle para defender la Playa Chica, para la que había un proyecto para "entullarla" y convertirla en zona de usos portuarios. El conocido como Muelle Viejo, que separa la Playa Chica de la Playa Grande, estaba por aquel entonces en estado ruinoso, con zonas de amplios boquetes con el consiguiente riesgo para los bañistas. En ese mismo muelle, después de restaurado, se realizan hoy actividades lúdicas, deportivas y culturales.

Posteriormente, con la llegada de Pedro Martín a la Alcaldía, se recuperaron espacios públicos con el derribo de edificaciones que invadían la playa. Aquella decisión sirvió para que Playa San Juan viera renacer su emblemático Horno de la Cal, que corría riesgo de desaparecer. Al mismo tiempo se construyó el paseo litoral, que se ha venido mejorando paulatinamente y que hoy cuenta con kioscos y servicios para los bañistas.

El paso más radical se culminó en abril de 2008 con el proyecto de acondicionamiento de la bahía, que incluyó la colocación de diques submarinos y el remozamiento completo de la playa dotándola de arena. A partir de ahí llegaron los servicios para los bañistas, socorristas, mobiliario de playa, duchas, accesibilidad y seguridad. Cuatro años después, en 2012, el Ayuntamiento la presenta a la convocatoria y obtiene por primera vez el galardón. La playa mantiene desde entonces la calidad que se exige para que el Jurado Internacional Bandera Azul le haya concedido por quinta vez una de las 3.462 banderas entregadas a las playas del hemisferio norte este año 2016, y una de las 586 concedidas a playas españolas.