Actualidad

El programa municipal ‘Un verano para mayores’ reúne a cerca de 80 de personas de la tercera edad en el núcleo costero isorano durante 3 días a la semana de julio y agosto con actividades físicas y baños en la playa.

12.07.2016. Guía de Isora.

El programa de prevención ‘Un verano para mayores’ que impulsa el Ayuntamiento isorano, y que lleva al menos 16 años celebrándose sin interrupción, ha elegido un año más el paseo y la zona de baño del núcleo costero de Playa San Juan para su desarrollo. Así lo indica la concejala de Tercera Edad, Cathaysa Vargas, que recuerda que hace algunos años se cambió la ubicación de celebración por piscinas cubiertas, pero la mayoría dijo que preferían al aire libre en Playa San Juan.

Vargas explica que “se trata de actividades para personas integradas en los colectivos de la tercera edad del municipio que se llevan a cabo durante los meses de julio y agosto en el paseo marítimo y la zona de baño de Playa San Juan”. Entre ellas se incluyen baños en el mar y ejercicios adaptados a la edad para su mantenimiento físico y psicológico, “además de ser un punto de encuentro e intercambio entre mayores de la costa con los de las medianías”.

El objetivo principal de este programa municipal es mantener la funcionalidad de los mayores con gimnasia, que les ayude entre otras cosas a fortalecer la musculatura, aunque también es esencial el encuentro. En este sentido la edil indica que “consideramos muy importante que también durante el periodo estival los mayores sigan relacionándose y pasen ratos agradables y refrescantes junto al mar”.

Los ejercicios y dinámicas de este año corren a cargo de un monitor físico y de la coordinadora municipal de la Tercera Edad. Además este año se suman cinco alumnos del Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) ‘Acción Juvenil’, que durante un día a la semana (los miércoles) serán los encargados de prepararles distintas dinámicas con ejercicios y bailoterapia. Asimismo el Ayuntamiento asume el transporte de los mayores desde los núcleos de la zona alta del municipio hasta Playa San Juan.

Las actividades físicas que llevan a cabo son diferentes a las que realizan habitualmente el resto del año en los diferentes centros de la tercera edad. Entre los beneficios que les reportan los baños en el mar destaca el contacto con el yodo marino, que ayuda a cicatrizar pequeñas heridas de la piel así como la pérdida de mucho líquido que permite eliminar toxinas. Por otro lado está que los ejercicios que se hacen en el agua (aquagym) son más cómodos y suaves al reducirse el peso corporal hasta 8 veces menos, a tener muy en cuenta por personas con problemas de movilidad y de articulaciones.

En la actividad participan tres veces por semana –lunes, miércoles y viernes entre las 9 de la mañana y las 12 del mediodía- durante julio y agosto, en torno a unos 80 mayores procedentes de Guía casco, Tejina, Chío, Chiguergue, Piedra Hincada y Agua Dulce. A ellos se unen otros mayores de la zona costera, tanto de Alcalá como de Playa de San Juan, además de otras personas que se encuentra veraneando en la zona que acuden por sus propios medios.