Actualidad

Puerto de la Cruz se posiciona a la vanguardia en Canarias en el desarrollo de las directivas europeas en materia de gestión de residuos.

Puerto de la Cruz, 20 de noviembre de 2018.- Puerto de la Cruz se posiciona a la vanguardia en Canarias en el desarrollo de las directivas europeas en materia de gestión de residuos, tras aprobar en el pleno celebrado el pasado viernes, 16 de noviembre, una propuesta de cambio de ordenanza fiscal de la Tasa por Recogida Domiciliaria de Basuras. Esta nueva ordenanza premiará a los establecimientos alojativos que realicen una correcta gestión de residuos.

Esta fórmula, propuesta por la concejalía de Servicios Generales, Obras e Industria, y desarrollada de forma conjunta entre Ashotel y la Cátedra de Economía Aplicada y Métodos Cuantitativos de la Universidad de La Laguna, permitirá que "en lugar de incrementar la tasa de gestión de residuos de forma general se incentive a aquellos que reduzcan la producción reciclando, traduciéndose todo ello en una minoración en la utilización de recursos económicos", explicó el edil de Servicios Generales, Obras e Industria, Ángel Montañés.

El alcalde portuense, Lope Afonso, valoró el consenso con Ashotel y la participación de la ULL en el desarrollo de esta nueva tasa, que apuesta por "un destino sostenible, respetuoso con el medioambiente e innovador en políticas de gestión de residuos, que transformará los servicios públicos en más eficientes".

El Puerto de la Cruz gestiona, anualmente, 23.000 toneladas de residuos, aproximadamente, de la fracción mezcla. Del estudio de pesajes realizado desde el Área de Servicios Generales se concluye que el 42% de esos residuos se producen en 72 establecimientos alojativos del municipio. Esto ha obligado que, como primera fase, para mejorar los 'ratios' de separación de residuos en la ciudad turística, tengamos que "actuar sobre estos grandes productores", valoró Montañés.

Atendiendo a los datos globales analizados concluimos que el servicio prestado a este sector productivo específico era "claramente deficitario". Por ello, se consideró "absolutamente necesario introducir un criterio de pago de la tasa atendiendo a la generación de basura". De este modo ofrecíamos a los empresarios del sector turístico "un aliciente que les anime a abonar la tasa por la gestión que realicen de aquellas cantidades de fracción mezcla que generen", aseveró el responsable del Área.

La nueva tasa –explicó el edil- se conforma de tal manera que contiene "una tasa fija, que se fijará cada anualidad, y que en ésta será de 13,10 €, que se multiplicará por el número de camas. A éste se suma un factor variable que únicamente computa cuando el número de contenedores recogidos trimestralmente supera a la media de los recogidos en el mismo periodo en este tipo de establecimientos".

Aquellos hoteles, edificios de apartamentos turísticos, pensiones, apartamentos de alquiler vacacional y centros hospitalarios sin cuartos de contenedores, y por tanto que vierten en la vía pública, tendrán que abonar una tasa de 55,60 euros por cama y año.