Actualidad

En esta ocasión se cuenta con 35, y se espera que más de 40.000 personas disfruten del itinerario por la Villa

La ruta de belenes por La Orotava se ha consolidado en el tiempo y continúa siendo todo un reclamo en la zona Norte dentro de la programación de las actividades para celebrar la Navidad. En esta undécima edición se alcanza record de participantes con 35 belenes distribuidos por el municipio. Y esta interesante y atractiva ruta, se suma a la gran oferta cultural, comercial, gastronómica y de ocio que ofrece la Villa por estas fechas.

La Ruta de Belenes, que es organizada por la Asociación de Belenistas de La Orotava en colaboración con el Consistorio orotavense, se presentó en la mañana de este jueves 29 de noviembre en el museo sacro de la Iglesia de La Concepción y contó con el alcalde Francisco Linares; el cura-párroco Óscar Guerra; el presidente del colectivo belenista Taoro, Esteban Morales; el coordinador del propio museo, Adolfo Padrón, y los ediles Delia Escobar y Felipe David Benítez. Durante el evento, presentado por Vilehaldo Arzola, se coincidió en valorar este proyecto que contribuye a mantener viva esta importante y artística tradición, así como acercarla a la ciudadanía en general para que la admire y disfrute. Los belenes de este año muestran todos los estilos: canario, hebreo, moderno... La ruta se inicia mañana con la inauguración del Portal de Belén de la Plaza del Ayuntamiento, se suman el día 1 de diciembre seis más en el casco históricos, y luego, progresivamente, se va sumando el resto. Y entre el 22 de diciembre y el 5 de enero ya se mostrarán todos. Todo aquel que lo desee podrá acudir a observar y disfrutar gratuitamente de estas tradicionales recreaciones de la Natividad, que además disponen de acceso para personas con discapacidad física.

Para conocer las fechas exactas, los lugares y los horarios, se ha editado un folleto en varios idiomas que contiene además un mapa con los diferentes puntos de ubicación, la mayoría de ellos en el casco de La Orotava, aunque hay algunos que se encuentran en otras zonas como La Florida, la Villa de Arriba, Cañeño, Las Candias o La Perdoma. 

Dada la gran cantidad de emplazamientos que lo integran, el recorrido se podrá efectuar de manera parcial o completa. Y existe la posibilidad de realizar rutas guiadas por los belenes más significativos, siendo numerosos ya los colegios y colectivos de las islas los que han solicitado disfrutar así de esta forma de la Villa y descubrir sus curiosos y singulares portales de belén. Se prevé recibir a más de 2.000 escolares con visitas programadas. Y se estima que en total más de 40.000 personas participen en la ruta.  

La Orotava tradicionalmente exhibe belenes realizados con gran creatividad,  originalidad y calidad. El visitante encontrará recreaciones para todos los gustos: grandes y pequeñas, unas más clásicas otras más novedosas, de estilo canario o popular, utilización de diverso material. Si bien todas estas representaciones de la Natividad están elaboradas con esmero y cuidando al máximo los detalles.

CARTEL

La presentación de la Ruta tuvo lugar en la Iglesia de La Concepción junto a las piezas del belén que expondrá el templo entre el 22 de diciembre y el 13 de enero. Y es la imagen representativa del cartel anunciador de esta edición.

Adolfo Padrón detalló que en La Orotava, en un primer momento, la elaboración de los belenes recayó principalmente en las parroquias y conventos que se encontraban diseminados por la geografía local, contando con un misterio de este tipo la parroquia principal desde las primeras décadas del siglo XVII. Constan diversos descargos de rama para su elaboración, así como varios paneles pintados que simulaban animales, ángeles y arquitecturas efímeras de las cuales aún subsisten en la actualidad en este Museo Sacro. Con motivo de la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, la Parroquia de la Concepción pudo contar con un nacimiento proveniente muy probablemente del convento catalino de San Nicolás, sirviendo como misterio propio de la Navidad hasta la elaboración de este nuevo conjunto en el año 2008.

Este Belén, encargo del anterior párroco Antonio Hernández, fue realizado en terracota policromada por el escultor villero Pablo Torres Luis, bajo la conceptualización e inspiración netamente neoclásica. El nacimiento, conformado por la Virgen María, San José y el niño Jesús, muestra una idealización que recuerda a diversos modelos propios de la estatuaria canaria. Completan este conjunto los tres Reyes Magos, realizados tres años después, en el que se presentan ejecutados y ataviados a la usanza barroca: las tres edades del hombre: juventud, madurez y ancianidad; las tres razas de la Edad Media: europeos, asiáticos y africanos; tres regalos: oro, incienso y mirra que personifican la majestad, la sacralidad y la perpetuación ante la muerte y tres lugares del mundo que simbólicamente representan la Epifanía, fiesta en la que Jesús  toma presencia humana y se da a conocer.

Desde el Ayuntamiento se invita a los vecinos a disfrutar de la undécima ruta de belenes por la Villa.