Actualidad

La gestión económica de Álvaro Dávila, un ejemplo de seguir

20.04.2016. Tacoronte.

Esta mañana se ha desarrollado en el ayuntamiento de Tacoronte una reunión de trabajo entre una delegación de empresarios de FEPECO, encabezados por el presidente de la Federación, Óscar Izquierdo, y el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila, en la que se han analizado los proyectos de obras públicas previstos en este municipio.

El alcalde informó de que, en 2016, Tacoronte tiene un presupuesto de 1,5 millones de euros para diversas inversiones en obras. Destacó los 250.000 euros para el mantenimiento de los colegios, o los 200.000 euros presupuestados para la conservación de vías. Dávila también recordó que hay previstos 800.000 euros para varias actuaciones contempladas en el Plan de Cooperación Municipal impulsado por el Cabildo de Tenerife. Un plan que ha asignado 360.000 euros para el asfaltado de diversas calles durante 2016 y que permitirá implantar en 2017 la biblioteca municipal en el edificio de Usos Múltiples de Tacoronte y edificar una nave industrial para acoger el parque móvil del ayuntamiento.

Álvaro Dávila también llamó la atención sobre la buena gestión económica realizada en los últimos años, que ha permitido al ayuntamiento de Tacoronte pagar por adelantado dos préstamos bancarios, no tener deudas con los proveedores, y tener un importante remanente líquido de Tesorería. De hecho, un estudio de la consultora independiente AFI sobre puntuación del crédito de las administraciones locales, ha situado al ayuntamiento de Tacoronte como el cuarto más solvente de España.

Sin embargo, en este punto, al alcalde no ocultó su frustración ante las grandes limitaciones a la inversión que impone la denominada “Regla del Gasto” dispuesta en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera del Gobierno de España. Dávila informó a los empresarios que se ha sumado a las peticiones realizadas por representantes de municipios españoles, para que el Gobierno de España modifique la normativa y permita que los ayuntamientos saneados superen las limitaciones legales actuales. “Así podríamos aumentar nuestra inversión en obras de asfaltado, alumbrado, alcantarillado, rehabilitación de colegios o apertura de nuevas zonas verdes, entre otras actuaciones, y generar empleo en un municipio en el que todavía tenemos a 3.000 personas en paro, a pesar del descenso en un 14% en las cifras de desempleados desde finales de 2012 hasta principios de 2016”.

El presidente de FEPECO, Óscar Izquierdo, apoyó esta demanda del alcalde, recordando que las pequeñas obras de equipamiento comunitario generan muchos puestos de trabajo y actividad. “Es inaceptable que un ayuntamiento como Tacoronte, saneado y con recursos económicos, no pueda aumentar su inversión en obras de interés comunitario”, señaló. “No se trata de derrochar el dinero en proyectos inútiles. Hablamos de inversiones en mantenimiento y rehabilitación, además de obras nuevas, que conserven el patrimonio público, favorezcan el desarrollo económico del municipio y mejoren la calidad de vida de los ciudadanos y su seguridad”.

En esta misma línea, Óscar Izquierdo recordó la importancia de que los ciudadanos mantengan sus inmuebles y que los ayuntamientos canarios implanten las Inspecciones Técnicas de Edificios. También insistió en la necesidad de ir reduciendo la economía sumergida en la construcción. “Todo esto tiene su incidencia en la seguridad de la ciudadanía y de los trabajadores. Las personas son lo primero y desde las diferentes administraciones se tiene que avanzar en estos aspectos”, señaló.

La gestión económica de Álvaro Dávila, un ejemplo de seguir

El presidente de FEPECO resaltó que la gestión económica realizada en el ayuntamiento de Tacoronte en los últimos años “es otro ejemplo a seguir. En Tenerife hay ayuntamientos gobernados por diferentes partidos políticos que funcionan bien. No se trata de ideologías; al final todo depende de las personas que gobiernan y trabajan en estas corporaciones”.

El alcalde de Tacoronte agradeció estas palabras y destacó la labor realizada al frente del ayuntamiento en los últimos años, en los que se han resulto problemas históricos del municipio, como el alcantarillado del barrio pesquero de El Pris, la puesta en servicio de la vía de ronda, la eliminación del flúor en el agua de abasto, la solución a los problemas de seguridad de un puente en Agua García o la ordenación de la urbanización El Patronato.

De cara al futuro, Álvaro Dávila manifestó su ilusión e interés en que la ciudadanía de Tacoronte pueda disfrutar de un gran parque urbano en Hoya Machado, en unos terrenos situados en la trasera del ayuntamiento, y de un carril bici con acera en la carretera general del norte, actuación integrada en un proyecto de mayor envergadura del Cabildo de Tenerife, que contempla la construcción de ese carril bici desde La Laguna hasta El Sauzal, un tramo con una alta densidad de ciclistas. También expresó su interés en realizar un paseo entre Mesa del Mar y El Pris.

A modo de conclusión, el presidente de FEPECO y los empresarios presentes manifestaron su confianza en que se puedan ejecutar todas las inversiones previstas en Tacoronte, destacando el interés de la Federación por intensificar la colaboración con esta corporación.