Actualidad

El alcalde, José Alberto Díaz, explica que se quiere dar a agricultores y ganaderos una vía de comercialización directa en respuesta a una demanda histórica en la zona

04.02.2019. San Cristóbal de La Laguna

El grupo municipal de Coalición Canaria (CC) en el Ayuntamiento de La Laguna presentará en el pleno municipal de febrero una moción para crear un mercado agrario de venta directa en la comarca Nordeste en el que los productores del municipio puedan comercializar directamente aquello que obtienen en sus explotaciones agropecuarias. El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, explica que “queremos plantear al resto de grupos hacer que esta moción sea institucional y garantizar así el apoyo de toda la Corporación. Ya he hecho los primeros contactos con el Cabildo de Tenerife y con el Gobierno de Canarias para ir avanzando en nuestra propuesta que, si sale adelante, nos permitirá iniciar los trámites para la creación del Mercado Agrario del Nordeste de La Laguna, con el encargo del correspondiente proyecto técnico y la solicitud al Cabildo de la cesión del suelo necesario para ese fin”.

En concreto, la propuesta del grupo municipal de CC plantea para la construcción de las instalaciones los terrenos de una finca propiedad de Cabildo tinerfeño situada frente al Centro de Salud D. Manuel Izquierdo Montesinos, en la carretera general Tejina - Valle de Guerra, por ser terrenos públicos y tener una posición estratégica idónea. Ello requiere, además de la solicitud, modificar la tramitación del destino y uso de la parcela en el Plan General de Ordenación (PGO)”.

En cuanto a la fórmula de gestión, el alcalde señala que, como requisito imprescindible, debe establecerse que la nueva instalación ha de ser participada por los distintos agentes implicados y, tratándose de una inversión pública, indudablemente, los costes de funcionamiento habrán de conducirse por la senda de la sostenibilidad financiera.

José Alberto Díaz recuerda que la instalación de un mercado agrario “ha sido una petición constante y recurrente de amplios sectores sociales de la comarca, entre los que se encuentran asociaciones de vecinos, consumidores, colectivos y asociaciones representativas del sector primario, así como agricultores y empresas del sector a título individual, desde el comienzo de la andadura democrática de los municipios, a partir de la Constitución de 1978. De hecho, a modo de ejemplo, existe la petición realizada al alcalde Pedro González por el entonces concejal de esta corporación Don Alejo Javier Rodríguez, el día 4 de Abril de 1986, para que este Ayuntamiento comprara el solar propiedad en ese entonces de la Cooperativa Tenflor S. L. para destinarlo a Mercado del Agricultor”.

Por tanto, lo que se plantea en esta moción es dar respuesta a las necesidades y demandas de esta zona del municipio, impulsando la creación de un mercado agrario de venta directa que además pueda servir de espacio para intercambios comerciales de producciones agropecuarias al por mayor. La nueva instalación se encuadraría dentro de los llamados circuitos cortos de comercialización (CCC), cuya principal y relevante característica es el trato directo entre el productor y el cliente final consumidor, lo que genera beneficios para ambas partes. Los consumidores adquieren productos frescos con la garantía de su origen, trazabilidad y forma de producir a un precio asequible y los agricultores y ganaderos consiguen alcanzar mejores resultados económicos a través de la venta directa de sus productos, además de generar fidelidad y relaciones basadas en la confianza con un consumidor del que conoce sus gustos y necesidades.

En la actualidad, en la isla de Tenerife existen una veintena de mercados agrarios, lo que supone que más de dos tercios de los municipios tienen una instalación de estas características. Si se tiene en cuenta que, según los datos del Instituto Canario de Estadística (ISTAC) para 2017, el municipio de La Laguna es el principal de la isla en cultivos como el de flores y plantas ornamentales, cereales, leguminosas o forrajes, y en el que otros cultivos predominantes tienen un enorme peso, como es el caso de las hortalizas.

Por otro lado, la zona cuenta con un buen número de agricultores y ganaderos profesionales a tiempo completo, dependientes por tanto, exclusivamente, de las rentas que les genera la actividad. Para este importante segmento de productores, el solo hecho de contar con un espacio en días y horas diferenciados donde poder ofrecer, en lonja o subasta, su producción al por mayor a potenciales clientes, que acudan a compra de unos productos que están conceptuados como de muy buena calidad, les supondría un gran mejora en su condiciones de vida y proyección profesional.

Dándose en las futuras instalaciones del mercado agrario esa doble función, la de venta directa y al por mayor (en días y horas diferenciados entre sí), podrían tener cabida, incluso, acciones de promoción y difusión de los productos señeros de la comarca, incidiéndose también en el aspecto gastronómico. Si además todo ello se vinculase y difundiese bajo el paraguas de la marca DeLaLaguna, nos encontraríamos, poco a poco, en el camino de la motivación para la vertebración de un sector necesitado de ello, de cara a su propio futuro.