Actualidad

La actuación ha permitido adecentar más de 9.500 metros cuadrados y se ha saldado con la retirada de 572 metros cúbicos de residuos

03.10.2018. San Cristóbal de La Laguna

La concejalía de Servicios Municipales del Ayuntamiento está llevando a cabo tareas de limpieza y acondicionamiento en los principales barrancos del municipio, a fin de evitar cualquier tipo de contratiempo durante la próxima temporada de lluvias. El operativo ha actuado ya en los cauces de Jardina, Las Triciadas, Las Cuevas de Tejina y Los Collazos de Valle de Guerra, retirando un total de 572 metros cúbicos de residuos vegetales, en su mayoría cañas y otras malezas tipo herbáceas y zarzas aunque también se ha detectado una presencia significativa de residuos sólidos de cuya retirada se ha encargado el personal de la empresa Urbaser.

En las tareas han participado trabajadores adscritos al Programa de Fomento del Empleo Agrario que promueve el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a través del Servicio Canario de Empleo. La primera teniente de alcalde y concejal del área, Mónica Martín, ha señalado que es “fundamental para esta Corporación aprovechar las oportunidades de empleo que ofrecen las administraciones autonómicas y estatal” y ha añadido que “si bien estos proyectos no son una solución definitiva a las cifras de desempleo existentes, sí suponen un importante apoyo a aquellos vecinos y familias que se encuentran ante una difícil situación económica”.

El objetivo de esta actuación es recuperar, acondicionar y mejorar la red de drenaje de aguas superficiales que discurren por el territorio municipal y que pueden presentar problemas por abundancia de vegetación y escombros. La selección de los trabajadores ha sido realizada por el Servicio Canario de Empleo entre los vecinos y vecinas que se encontraban en situación de desempleo residentes en el municipio y que cumplían los requisitos establecidos en las bases de la convocatoria.

Las intervenciones en Jardina, Las Triciadas, Las Cuevas y Los Collazos han permitido adecentar un total de 9.500 metros cuadrados de superficie, incidiendo sobre todo en aquellas zonas más sensibles de los respectivos cauces. "Cada año procedemos a la limpieza de los principales barrancos para garantizar las máximas condiciones de seguridad de la población", ha dicho Martín.