Actualidad

Una patrulla policial los descubrió circulando y realizando maniobras temerarias en una calle de este barrio y no obedecieron las indicaciones de los agentes

 

06.10.2022 | Santa Cruz de Tenerife | Sucesos

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detuvieron anoche a dos hombres que circulaban en un coche realizando maniobras temerarias en una calle del barrio de Santa Clara. Los arrestos se produjeron después de una persecución policial debido a que estos individuos desoyeron las indicaciones de los agentes, tratando de huir del lugar de los hechos. Los detenidos fueron identificados como J.G.S., de 31 años, conductor del citado coche; y J.A.G.G., de 25 años propietario del mismo. La detención se realizó después de que colisionaran contra un muro y un árbol e intentaran escapar a pie. Posteriormente se comprobó que J.G.S. carece de permiso de conducción.

En el interior del vehículo viajaba una tercera persona, de 55 años, y un perro. Debido a la colisión, este hombre quedó atrapado en el coche teniendo que ser liberado por efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife y asistido por personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) También fue necesario sacar al cánido por parte de la Policía Local.

Este servicio se produjo cuando una patrulla que realizaba labores de seguridad en la zona de Ofra detectó un coche, concretamente un Audi S3, realizando maniobras temerarias en la vía pública. A la vista de esta situación se dio el alto a los ocupantes del coche, quienes no obedecieron a los agentes iniciándose una persecución por las calles Emilia Pardo Bazán, Santa Mónica, América y Zafiro. Finalmente, y tras llegar incluso a provocar daños en el vehículo policial que les seguía, los arrestados acabaron colisionando contra un muro y un árbol en la zona peatonal de la calle Antracita. Durante este periplo los arrestados circularon en dirección contraria e incumpliendo numerosas normas de tráfico.

Después del choque los detenidos iniciaron una huida a pie siendo alcanzados posteriormente por los agentes de la Policía Local. Durante esta persecución algunos vecinos trataron de evitar la acción policial lanzando objetos desde sus viviendas, incluso causando daños a un vehículo particular que estaba estacionado en la calle Antracita.

Los arrestados fueron trasladados a un centro sanitario y, posteriormente, a las dependencias policiales para quedar a disposición de la autoridad judicial pertinente. El vehículo siniestrado fue llevado por la grúa hasta el depósito municipal de la capital tinerfeña.

Imagen: Vehículo que conducían los detenidos | CEDIDA