Actualidad

La estructura metálica, impulsada por la Sociedad de Desarrollo y Fundación Cepsa, ha permanecido instalada durante un año

12.12.2018. Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de la Sociedad de Desarrollo, y la Fundación Cepsa, clausuraron hoy la escultura ‘El corazón de Tenerife, solidario’, instalada en la plaza Víctimas del Terrorismo, y que ha servido como depósito de tapones de plástico durante casi un año, período en el que se han recogido casi 9 toneladas.

Al acto de clausura acudieron el noveno teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Alfonso Cabello; la responsable de la Fundación Cepsa en Canarias, Belén Machado; la presidenta de la asociación Iraitza y el socio fundador, Jessica Benítez y Carlos Ulises Rodríguez; el director provincial de Martínez Cano Canarias, Alberto Medina; y el responsable del servicio de recogidas en Santa Cruz de Urbaser, José Angel Esquivel.

Cabello informó de que “esta estructura ha permitido recoger 8,8 toneladas de tapones, que ahora se traducirán en terapias para Lionel José Pérez y quien hoy está aquí representado por sus abuelas”.

“La solidaridad de los chicharreros se traduce ahora en sesiones de rehabilitación especial para un joven que lo necesita, algo muy loable y que muestra el carácter de nuestros vecinos” subrayó el edil. Lionel, que tiene actualmente 7 años, fue prematuro extremo y requiere de atención permanente y diversas terapias. 

Asimismo, Cabello ha explicado que “gracias al patrocinio de la Fundación Cepsa esta bonita iniciativa, denominada ‘El corazón de Tenerife, solidario’, ha podido llevarse a cabo, siendo posiblemente uno de los corazones más solidarios de Canarias” y concluyó que “la estructura metálica con forma de corazón, impulsada por la Sociedad de Desarrollo y Fundación Cepsa, ha sido retirada tras concluir este proyecto, por lo que ya no es posible depositar los tapones en este punto de la ciudad”.

Para la responsable de la Fundación Cepsa en Canarias, Belén Machado, “esta escultura con corazón y en forma de corazón aúna solidaridad, reciclaje y arte, aspectos en los que la Fundación Cepsa está muy implicada a través de múltiples actividades en beneficio de la sociedad” y apuntó que “no es un hecho aislado para nosotros, pues se suma a otras iniciativas que venimos realizando desde hace años con el apoyo de los profesionales de Cepsa en las Islas, con las que hemos colaborado a través de la recogida de tapones con la financiación de, por ejemplo, la operación de labio leporino de una niña, un tratamiento de crecimiento para otra, sesiones de rehabilitación, la adquisición de un elevador eléctrico para la vivienda de un niño con una discapacidad, etcétera”.

Belén Machado también recalcó que “buscábamos concienciar y mover a la población de Santa Cruz a participar aportando sus tapones; un sencillo gesto que no cuesta nada y que aporta mucho, como ha quedado patente en el acto de entrega celebrado hoy”.

Asimismo, la presidenta de la asociación Iraitza, Jessica Benítez, explicó que “nuestra Asociación está ayudando a personas de toda Canarias desde hace 5 años y medio, por lo que gracias a la gran respuesta solidaria de Canarias se ha conseguido ayudar a más de un centenar de familias con diferentes patologías” recalcó Benítez.

Para el director provincial de Martínez Cano Canarias, Alberto Medina, “la colaboración hace la fuerza, los tiempos cambian y cada vez más prima el trabajo en equipo, por lo que si a la colaboración le sumamos la solidaridad, el resultado de ese tándem no puede ser otro que el que vienen desarrollando la Asociación Iraitza y el grupo Martínez Cano desde hace varios años”. “Dentro de esta gran cadena solidaria, se encuentra Plascan, una las empresas que nos permiten con su ayuda altruista que a través del reciclaje se mantenga una esperanza viva en todas las familias de nuestra Asociación” indicó Medina, quien afirmó que “la colaboración consta de darle vida al tapón a través del reciclaje, es decir, que el peso de tapones se convierta directamente en el abono de la necesidad”.

En este sentido, el responsable del Servicio de recogidas en Santa Cruz de Urbaser, Jose Angel Esquivel, subrayó que “Urbaser ha colaborado, de forma desinteresada, con las tareas de vaciado semanal del corazón solidario, almacenamiento y posterior traslado mensual de los tapones al gestor autorizado”.

Por último, las abuelas de Lionel, Lucía Rodriguez Pérez y Nieves Álvarez Bello, afirmaron que “con 7 años es feliz y estamos intentando que crezca en un entorno tranquilo y hacen que su día a día sea lo más parecido al de cualquier niño de su edad”.