Actualidad

La empresa Aqualia gestiona desde noviembre el recinto localizado en Añaza y trabaja para completar esta primavera la totalidad de sus prestaciones

22.01.2019. Santa Cruz de Tenerife

La piscina municipal Dácil Cabrera Flores, localizada en Añaza, está viendo renovadas sus instalaciones, así como la oferta de servicios que presta a los usuarios, en coincidencia con la entrada de la nueva empresa adjudicataria, Aqualia, desde el pasado mes de noviembre. Durante una visita a este complejo deportivo, el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, tuvo ocasión de conocer de primera mano los resultados de los trabajos efectuados, con el fin de que esté a pleno rendimiento esta primavera.

“La visita efectuada nos ha permitido comprobar el vuelco que se le está dando a la gestión de la instalación”, comentó el alcalde. “Aunque aún quedan aspectos que corregir, los usuarios empiezan a apreciar cosas positivas y la idea es que se puedan seguir renovando otras para que la instalación funcione a pleno rendimiento en estos meses”, agregó.

Acompañado por las concejalas de Deportes y del Distrito Suroeste, Verónica Meseguer y Gladis de León, respectivamente, así como responsables de la compañía adjudicataria, Bermúdez recordó que “las instalaciones se estaban deteriorando, había quejas de los usuarios y los trabajadores tampoco percibían su salario con regularidad, por lo que se optó por contratar a una nueva empresa para llevar la gestión”.

Meseguer subrayó que el Ayuntamiento “ha realizado un gran esfuerzo para mejorar el estado y el funcionamiento de la instalación, dentro de su compromiso para ofrecer a los vecinos el mejor servicio. Ahora, los usuarios de la piscina ya pueden disfrutarla de una manera acorde con lo que buscan, tanto en la pileta como en el resto de actividades que se presta en su interior”.

El cronograma de mejoras contempla la puesta en marcha de la sala de ‘bike indoor’ y la de actividades dirigidas, el cambio de la superficie de la sala de musculación y ‘fitness’, así como la instalación de nuevos equipos y material de entrenamiento. También está programada la sustitución de algunos elementos de la sala de máquinas y el mantenimiento de la propia instalación.

Nuevo parque infantil

El alcalde también tuvo ocasión de asistir a la puesta en servicio del nuevo parque infantil del barrio, situado en las cercanías de la piscina Dácil Cabrera Flores y la oficina de Correos. La instalación cuenta con una superficie de 600 metros cuadrados, en la que se ha realizado una inversión de 68.000 euros.

“Es un espacio que ha quedado precioso, que cubre las edades de 0 a 12 años y que, además, cuenta con elementos inclusivos. Nuestra idea es instalar otro de similares características en el parque Hermógenes Afonso ‘Hupalupa’, cuyo proyecto trataremos de iniciar cuanto antes”, señaló Bermúdez.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, manifestó que su puesta en servicio “es uno de los objetivos que teníamos en el Programa Municipal de Parques Infantiles recientemente presentado, con la idea de incorporar otros espacios similares de manera paulatina durante los próximos años”.

Gladis de León mostró su satisfacción por el resultado final de esta área infantil, “ya que es una de las más modernas de todo el municipio y está en Añaza, un barrio alejado del centro de la ciudad. Es un espacio con varios módulos pensados para que esta zona adquiera una mayor dinamización. El suelo es de caucho homologado para amortiguar las posibles caídas y también viene serigrafiado para que los menores puedan jugar al tejo y con la marca ciudad de ‘Santa Cruz, el corazón de Tenerife’.