Actualidad

La capital cuenta con una infraestructura verde que incluyen 454 hectáreas públicas, lo que equivale a 22 metros cuadrados por habitante

 

29.05.2021 | Santa Cruz de Tenerife

El área de Servicios Públicos, que dirige Guillermo Díaz Guerra, recibe el premio “Juan Julio” de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, que reconoce el trabajo técnico elaborado por dicha área y denominado “Valor del bosque urbano de Santa Cruz de Tenerife, efectos en la calidad del aire, reducción de la contaminación y salud ciudadana”.

La Asociación Española de Parques y Jardines Públicos ha concedido al área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife el premio XXVII “Juan Julio” en la modalidad trabajo técnico por el llamado “Valor del bosque urbano de Santa Cruz de Tenerife, efectos en la calidad del aire, reducción de la contaminación y salud ciudadana”.

Santa Cruz cumple con creces las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la infraestructura verde en las ciudades, según el informe del modelo i-Tree, diseñado por el Servicio Forestal de Estados Unidos (USDA Forest Service), y de los datos de inventario de arbolado recogido en el Sistema de Información Geográfica del Área de Gobierno de Planificación del Territorio y Medio Ambiente de Santa Cruz de Tenerife.

La capital cuenta con una infraestructura verde que incluyen 454 hectáreas públicas, lo que equivale a 22 metros cuadrados por habitante, un valor que supera el recomendado por la Organización Mundial de la Salud de 15 metros cuadrados por habitante. El Parque Rural de Anaga, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y el resto de la zona forestal también forman parte del bosque urbano de Santa Cruz

Sobre este reconocimiento, el primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, señaló que “estudiar el bosque urbano es fundamental para conocer los beneficios que aporta a la ciudad”, además de ser la base para el futuro “Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad de la capital tinerfeña”, añadió.

Díaz Guerra quiso reconocer los méritos del que fuera concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, quien encargó dicho informe técnico, que pone en valor el bosque urbano de la ciudad, así como del anterior responsable, José Ángel Martín. Este plan, a juicio del actual responsable del área, “será imprescindible como herramienta para la reducción de la contaminación, el cambio climático así como el ahorro económico que conllevan la iniciación de estas políticas que se verá recompensado con mayor calidad de vida para los ciudadanos”.

Díaz Guerra también explicó que “uno de los beneficios aportados por la vegetación es la mejora de la calidad del aire. Al disminuir la contaminación, los efectos nocivos sobre la ciudadanía a causa de esta son menores, mejorando la salud de la población en general”, y añadió que “las zonas verdes son también un lugar de encuentro para actividades sociales y de ocio, que incrementan el bienestar psicológico de los habitantes de la ciudad”.

A las zonas verdes de gestión municipal, hay que añadirles la vegetación de áreas privadas que representan un 52% de la superficie de cobertura vegetal urbana. La capital tinerfeña cuenta con alrededor de 388.000 árboles, en torno a dos por ciudadano así como una gran diversidad con 488 especies arbóreas diferentes, volviendo a superar la recomendación de la OMS de al menos 1 árbol por cada 3 habitantes, valor también superado si nos centramos únicamente en el ámbito urbano (1 árbol por cada 1,9 habitantes).

Las plantas presentes en las zonas verdes de la capital proceden en su totalidad del vivero municipal. Santa Cruz cuenta, además, con una Planta de Compostaje en la que se produjeron más de 250 metros cúbicos de compost en 2018.

Dicho informe también señala que “la gestión que lleva a cabo el Ayuntamiento incluye 39 parques más todo el arbolado viario. Como parte del compromiso por un desarrollo sostenible, se aplican programas de sostenibilidad y eficiencia de riego, eligiendo especies vegetales con requerimientos hídricos bajos”.

Los beneficios aportados por la vegetación se traducen en la mejora de la calidad del aire, disminución de la contaminación así como lugares de encuentros naturales para la población en entornos urbanos. Así las cosas, Santa Cruz cuenta con una adecuada cantidad de árboles ricos en biodiversidad que repercuten en niveles de contaminación bajos a excepción de periodos de calima.

La Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, establece la promoción y el estímulo a toda actividad creativa que contribuya a satisfacer las necesidades humanas de bienestar, entorno ambiental y favorable y sostenibilidad en el paisaje urbano y natural. La entrega del galardón al Ayuntamiento de Santa Cruz fue virtual y tuvo lugar esta misma semana durante la celebración del congreso anual de Parques y Jardines Públicos en Murcia.

Imagen de archivo: Palmetum de Santa Cruz de Tenerife