Actualidad

El Consejo rector analizó las cuentas anuales de este organismo público

22.09.2018. Santa Cruz de Tenerife

La Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife cerró el ejercicio 2017 con un resultado presupuestario positivo de 1,9 millones de euros, en el que destaca un alto nivel de ejecución del capítulo de gasto corriente (85,5%), una capacidad de financiación de 1,6 millones y un remanente real de Tesorería de 1,2 millones.

El Consejo Rector de Urbanismo, que hoy se reunió bajo la presidencia del concejal del área, Carlos Tarife, conoció un informe pormenorizado de los principales valores de la liquidación presupuestaria de 2017.

“Las cuentas anuales ponen de manifiesto la salud económico-financiera de la Gerencia de Urbanismo y un nivel de ejecución sólido que habla de la mejora constante en la gestión con la que estamos comprometidos”, manifestó Carlos Tarife.

El concejal informó de que en el momento de aprobar la liquidación del ejercicio, se refleja que si bien el nivel de ejecución total del presupuesto de gastos fue superior al 54%, el capítulo del gasto corriente alcanzó el 85,5% frente al 11,1% en capital; mientras que la ejecución del presupuesto de ingresos fue del 57,7%, siendo en corriente del 102,52% frente al 0,57 en capital.

“La explicación para la nula ejecución en capital es que la Gerencia canceló las aportaciones aprobadas en concepto de transferencias de capital”, indicó.

Resultado y Remanente

En cuanto al resultado presupuestario -diferencia entre los derechos presupuestarios liquidados y las obligaciones presupuestarias reconocidas-, el concejal de Urbanismo señaló que “ascendió a 1,9 millones frente a los 0,3 millones del 2016, incrementándose un 481,45%”.

La existencia de un resultado presupuestario ajustado positivo pone de manifiesto que los derechos reconocidos durante el ejercicio han superado las obligaciones contraídas, una vez efectuados los ajustes correspondientes a las desviaciones de financiación.

Por último, Tarife explicó que el remanente de Tesorería al cierre de 2017 -magnitud presupuestaria que refleja un recurso para financiar gasto si es positivo y un déficit a financiar si es negativo- se situó en 2,6 millones de euros, “aunque si a este importe le restásemos el saldo de la OPAS y el saldo de las devoluciones pendientes, el remanente real ascendería a 1,2 millones”.

El concejal agregó que el presupuesto cumplió debidamente con el objetivo de estabilidad presupuestaria, reflejando una capacidad de financiación de 1,6 millones”.