Actualidad

El edil de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, anuncia que la semana que viene se instalarán otros 66 contenedores de residuos orgánicos en los barrios de Buena Vista, Cuesta Piedra, El Perú, La Salud y Villa Ascensión

 

21.11.2021 | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área de Servicios Públicos que dirige Guillermo Díaz Guerra, ya ha repartido 1.100 llaves para que los hogares del distrito Salud La Salle puedan depositar los residuos orgánicos que generan a diario en los contenedores marrones que desde el pasado lunes se han comenzado a colocar en la calle.

Junto a esta llave, los vecinos han obtenido también un cubo, de 7 litros, y un paquete de bolsas 100% biodegradables para hacer la separación de estos residuos desde casa, a través del estand informativo con el que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife está recorriendo los 14 barrios del distrito y que la próxima semana visitarán los barrios de Cuesta Piedra (calle La Guancha), La Salud (calle Garachico esquina con Arona y calle Mencey) y Villa Ascensión ( calles Juan García Álvarez y Juan de Aguilar).

Además de en este punto itinerante, los residentes también podrán solicitar el kit orgánico en la Oficina de Atención Ciudadana que el servicio municipal de limpieza y recogida de residuos mantiene abierta en la Plaza Curtidos Hermanos Dorta, en horario de 08:00 a 15:00 horas.

En esta primera fase de la implantación del servicio de recogida separada de residuos orgánicos domiciliarios se contempla la colocación de un total de 147 contenedores marrones, con 800 litros de capacidad cada uno, de los que, por el momento, ya se han instalado 81 unidades.

En este sentido, Guillermo Díaz Guerra anuncia que la noche del lunes al martes se colocarán los otros 66 que quedan pendientes en Buena Vista, Cuesta Piedra El Perú, La Salud, Villa Ascensión.

El concejal valora la buena aceptación que está teniendo este nuevo servicio entre la ciudadanía y recuerda que es muy importante separar de manera adecuada los residuos que se pueden reciclar de los que no para poder garantizar la calidad del compost que se elabore. “No se trata de recoger muchos residuos orgánicos sino de conseguir que sean de calidad, de manera que no se encuentren dentro de los contenedores marrones otro tipo de residuos”, señala.

Aproximadamente el 40% de los residuos generados a diario en nuestros hogares es materia orgánica. Se trata de restos biodegradables que se pueden reciclar en la elaboración de compost natural. Son, principalmente, restos de comida o vegetales, pero también de servilletas y papel de cocina usado, posos de café y restos de infusiones, cáscara de huevo, marisco o frutos secos y palillos de madera. De esta manera se contribuye a reducir el impacto medioambiental que genera su degradación en los vertederos y a potenciar la reutilización de los recursos.

Imagen: Contenedor marrón para depositar los residuos orgánicos | CEDIDA