Actualidad

En esta cita estarán presentes las Libreas de Tegueste, Valle de Guerra, Buenavista del Norte y El Palmar, además de las novedades de este año, que serán las Libreas de El Tanque y la de Los Diablos de las Angustias (Icod de los Vinos)

29.06.2018. Tegueste

El municipio de Tegueste acogerá mañana sábado, día 30 de junio, el V Encuentro de Libreas de Tenerife, una iniciativa vinculada a la celebración del V Aniversario del proyecto de gestión patrimonial “Centro de Interpretación de la Casa Los Zamorano” del Ayuntamiento de la Villa. Este encuentro reunirá en la Villa, durante toda la jornada de mañana sábado, a representantes de las Libreas de Tegueste, Valle de Guerra, El Palmar y Buenavista del Norte. Como novedad de este año, en el encuentro también estarán presentes las libreas de El Tanque y la de los Diablos de las Angustias de Icod de Los Vinos.

Este V Encuentro de Libreas de Tenerife contará con una mesa redonda en la Casa Los Zamorano, el mismo día del Encuentro, en la que participarán algunos miembros de los distintos colectivos y debatir sobre algunos temas relacionados con estas manifestaciones culturales, su puesta en valor y conservación, así como otras temáticas transversales relacionadas con estas expresiones.

Asimismo, esta jornada servirá para presentar el cartel de la Librea de Tegueste de esta edición de 2018, que tendrá lugar el próximo día 7 de septiembre. La presentación del cartel tendrá lugar en la Casa de Los Zamorano a las 16:30 horas, conjuntamente con la exposición “Las Libreas de Tenerife”.

Tras esto vendrá la Mesa Redonda “LIBR[E]ANDO BATALLAS” que estará moderado por el investigador Joaquín Carreras Navarro. En esta mesa redonda habrá representantes de las seis libreas de Tenerife presentes en el acto. Tras ello, la Plaza de San Marcos acogerá, apartir de las 19:00 horas, el Encuentro Internacional Infantil y Juvenil de Verseadores Ochosílabas para finalizar, a las 21:00 horas, con el gran acto de desfile de las Libreas de Tenerife por la calle Prebendado Pacheco y su presentación en la Plaza de San Marcos.

El encuentro de Libreas de Tenerife nació en Tegueste en el año 2014 con el objetivo de tener la ocasión de contemplarlas juntas, cpon el fin de observar una muestra de cada una de las representaciones y facilitar una comparación etnográfica entre las mismas. De esta manera, se colaboraba en la conservación y difusión de estas expresiones del patrimonio intagible de Tenerife, y su puesta en valor desde un punto de vista patrimonial.

Tras la primera celebración en Tegueste, los siguientes encuentros tuvieron lugar en El Palmar (año 2015), Valle de Guerra (2016) y en Buenavista del Norte (2017) para regresar este año de nuevo a la Villa con su quinta celebración y coincidiendo, de esta manera, con el V aniversario del Centro de Interpretación Casa Los Zamorano.

Tegueste

La Librea de Tegueste, cuyo origen se remonta en torno al año 1600, se celebra cada 4 años dentro de los actos programados para las Fiestas Patronales en Honor a Nuestra Señora la Virgen de Los Remedios, co-patrona del municipio. Es una representación de un día de fiesta en el Tegueste de 1850 en la que, además de una amplia exposición de las costumbres de la época, se llevarán a cabo diversas teatralizaciones que, en algunos casos, plasman escenas que parten de documentos encontrados en el Archivo Municipal de la Villa.

En su conjunto la escenificación de La Librea, recuperada por el Ayuntamiento en 1997, nos acerca a las costumbres de aquél pueblo campesino y a sus raíces religiosos, culminando con un impactante espectáculo de luz y sonido, en la célebre batalla entre los barcos y el castillo.

Documentos de índole administrativa, dejan constancia de la antigüedad de esta celebración en la Villa en 1600, según se desprende de los oficios escritos que se intercambian en 1814 el alcalde de Tegueste, Juan Manuel González, el Coronel del Regimiento Provincial de Milicias y el Comandante General, sobre préstamos de fusiles y un tambor necesarios para la aparente marcha que, junto a danzas y barcos, celebran la fiesta de Nuestra Señora de Los Remedios.

En estos oficios se recogen las conversaciones de Juan Manuel González con el coronel del Regimiento Provincial, y donde queda constatado el origen de la Librea: “Con motivo de haberme hecho presente el Gobernador de Armas de este lugar no serle posible en el presente año franquear como se ha acostumbrado siempre, los fusiles desde su compañía para formar aquella reunión de aparente marcha con que entre danzas, Barcos y otras diversiones, solemnizan estos vecinos la festividad de su Patrona desde que por su poderosa protección se libertaron de la epidemia que se padeció a principios del año de 1600”, según decía el alcalde teguestero en oficio de septiembre de 1814.

La fecha de 1600 vuelve a reiterarse en una de las misivas del Coronel: “(...) teniendo en consideración que esta celebridad cuenta dos siglos y catorce años pues fue su principio en el de 1600, y que en esta época ha habido muchos coroneles antecesores míos, parecería un efecto de ridiculez el que por falta de concurrir los militares se desluciera una celebridad tan antigua”.

La Librea de Tegueste, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por decreto 154/2007 del Gobierno de Canarias y que cada tres años llena las calles de la Villa, consiste en una especie de milicia mandada por un capitán que, junto con la danza y los navíos, desfilan en la procesión de la Virgen.

Esta típica escuadra de tierra adentro marchaba por riguroso orden según la promesa ofrecida, del siguiente modo: el Barco de Pedro Álvarez en primer lugar, seguido del de Tegueste, y en último lugar, el de San Luis. El Socorro también rinde pleitesía de reconocimiento por la aludida merced, navegando todos sobre la carretera que el hombre del campo, con su yunta de vacas, ha arrastrado orgulloso hasta nuestros días.

Valle de Guerra

La Librea del Valle de Guerra es una fiesta de celebración de raíces religioso-populares para exaltar a los soldados canarios que al mando del capitán Francisco Díaz Pimienta lucharon en la histórica Batalla de Lepanto (1571), y en honor a la Virgen del Rosario, a quien la tradición atribuye su intersección en la victoria de los cristianos frente a los turcos.

Los orígenes de La Librea del Valle de Guerra presumiblemente se remonten a 1615, coincidiendo con la fundación de la ermita para una doble advocación: la del Santo y Dulce Nombre de Jesús y de la Virgen del Rosario, a propuesta del matrimonio formado por doña Inés de Castilla y don García Fernández de Valcárcel.

La Librea surge como celebración festera para exaltar a la Virgen del Rosario y a los canarios que al mando del Capitán Francisco Díaz Pimienta combatieron en La Batalla de Lepanto, de la que volvieron victoriosos por mediación de la Santísima Virgen –según la tradición-.

La Librea del Valle de Guerra se ha celebrado de manera casi ininterrumpidamente desde 1615 hasta 1971 siguiendo la estructura primitiva de desfiles de barcos y milicia popular a ritmo de tambor, la pandorga, las loas y diálogos entre el turco y el cristiano, rezos del Rosario y exhibiciones pirotécnicas.

Suspendida la celebración de La Librea en aquellas fechas por problemas de organización, no volvería a celebrarse hasta 1982, recuperándose precisamente con el estreno del Auto Sacramental, que se ha convertido desde entonces, por su veracidad histórica y plasticidad escénica, en la celebración más esperada de La Librea, hasta el punto de que hoy podemos decir sin rubor que La Librea es la referencia sociocultural más representativa del Valle de Guerra, y su Seña de Identidad colectiva.