Actualidad

El Ayuntamiento de la Villa fue el encargado de organizar la Cabalgata de sus Majestades de Oriente, para lo cual contó con la colaboración de la Asociación de Empresario de la Villa de Tegueste (ASEVITE)

05.01.2019. Tegueste

Las calles de Tegueste congregaron a más de 3.000 personas entre niños, jóvenes y adultos con motivo de la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos de Tegueste, una fiesta en la que Melchor, Gaspar y Baltasar recorrieron las principales calles del municipio repartiendo ilusión y recogiendo las últimas cartas de los más pequeños.

El Ayuntamiento de la Villa fue el encargado de organizar la Cabalgata de sus Majestades de Oriente, para lo cual contó con la colaboración de la Asociación de Empresario de la Villa de Tegueste (ASEVITE). El recorrido comenzó a las 20:00 horas y partió desde la calle El Casino (frente a la sede de los Bomberos de Tegueste), pasando por las principales calles del municipio (El Casino, calle Nueva y Prebendado Pacheco) hasta llegar a la Plaza de San Marcos.

Durante el trayecto los tres Reyes Magos, estuvieron acompañados por carrozas, la Banda de Tambores y Cornetas, Fanfarrias, el Grupo de Coro y Cuerda de la Tercera Edad de Tegueste, gigantes, cabezudos y personajes Disney. Ya en la plaza, a las 20:30 horas, comenzó la representación del Auto Sacramental de la Adoración de los Santos Reyes Magos y se procedió a la ofrenda por parte de sus majestades al Niño Jesús.

El Auto de Los Reyes Magos tiene su origen en las representaciones teatrales en las celebraciones solemnes de la Edad Media, en concreto, se conserva y se tiene conocimiento del primer Auto de Reyes en el siglo XII, en castellano.

Celebraciones litúrgicas solemnes, que se acompañan de teatralizaciones que de alguna manera al incorporarle elementos menos religiosos y más de la vida cotidiana, motivan la decisión del Papa Inocencio III de prohibirlos en el interior de los templos, por lo que se escenificaron fuera de los mismos y por el pueblo.

En el municipio de Tegueste, cabe destacar que actualmente se escenifican diferentes Autos de Reyes, en los barrios principales que componen el mismo, como el de Pedro Álvarez (escenificado desde 1974 por el propio colectivo de personas del barrio, a raíz de la labor de D. Federico Fajardo), aunque anteriormente se venía realizando por personas de Tegueste Casco; El Auto de Reyes de El Socorro, El Auto de Reyes de El Portezuelo, y el auto sacramental de Tegueste Casco.

El auto sacramental de Tegueste, se remonta como el del barrio de El Socorro (Tegueste el Nuevo) a finales del Siglo XIX, y principalmente esta tradición de escenificar al igual que la Navidad (Misa Pastorela en la Nochebuena) se transmitía de forma oral y se celebró de forma ininterrumpida hasta aproximadamente la década de los años veinte del pasado siglo XX, cuando por la acción de un desaprensivo que de un navajazo hirió a uno de los camellos participantes se dejó de representar, se suspendió.

Para posteriormente retomarse, primero en 1949 gracias a Diego Cedrés (asume la dirección del mismo pero no se continúa realizando pese a su éxito), y luego en 1964 ya de forma continua hasta nuestros días, cuando a raíz de la fundación del Centro Cultural y Recreativo de Tegueste, y bajo la dirección de Crescencio Hernández Santos se representa.

A lo largo de estos años, diversos directores y responsables de coordinar a este colectivo de personas del barrio del Casco de Tegueste, han logrado ir incrementando la técnica teatral y el mantener la tradición de unos textos que si bien al dejarse de representar y al trasmitirse de forma oral, pudieron resultar incompletos, se adaptaron siendo lo más fiel posible a su significado, sentido y léxico de la época empleado a través de una vasta bibliografía.

 

Imagen de archivo: infotegueste.com