Actualidad

La central sindical CSIF, sindicato mayoritario dentro de la Administración Pública, se convirtió en el día de ayer en el primer sindicato electo en la historia del Ayuntamiento gobernado desde hace más de 30 años por el socialista Ignacio Rodrígue

 

22.09.2020 | Santa Cruz de Tenerife

Si en 1494 tuvo lugar en el barranco de Acentejo la batalla conocida como “La Matanza de Acentejo”, en la que los guanches derrotaron a los conquistadores aprovechando la ventaja que tenían sobre el terreno y las indicaciones del Mencey Bencomo de Taoro, ahora, en 2020, el sindicato CSIF, sindicato que ha cambiado la historia reciente en muchas administraciones públicas y en la Comunidad Autónoma de Canarias, ha logrado una hazaña similar. Así, por primera vez en la historia de ese Ayuntamiento se han celebrado elecciones a representantes de los trabajadores, logrando un éxito rotundo al lograr que las dos candidatas portasen el sello inconfundible de la central independiente.

Desde el año 1983 el municipio de La Matanza ha tenido como alcalde al socialista Ignacio Rodríguez, alcalde histórico donde los haya y queridísimo por gran parte del pueblo matancero, tal y como se demuestra el respaldo electoral que cosecha legislatura tras legislatura, pero si bien sus resultados electorales le avalan, no así sus logros en cuanto a derechos laborales se refieren, derechos con lo que sus empleados no se muestran conformes al estar a la cola de Ayuntamientos de la isla de Tenerife y de Canarias.

Así las cosas, tras la victoria ayer del sindicato CSIF, se ha abierto la veda democrática-laboral en uno de los ayuntamientos más históricos de la isla, veda que con total seguridad, y más estando el sindicato CSIF presente, conllevará el logro de unos derechos “democráticamente negociados” entre el regidor y la representación legal ahora existente, lo que se debe de reproducir en unos salarios dignos, en la eliminación de tratos desiguales por trabajos iguales, y lo que es más importante, en que la totalidad de empleados del Ayuntamiento que gobierna el perenne Alcalde, se sientan importantes en su día a día, no meros ejecutores de las decisiones políticas de un alcalde con ya diez mandatos a sus espaldas.

El vicepresidente del sindicato CSIF, Javier Galván, se ha mostrado orgullo del reto alcanzado, agradeciendo la confianza depositada, y quedando especialmente ilusionado al saber que el logro de derechos por parte de los empleados del Ayuntamiento de La Matanza supondrá que el municipio avance a través de sus empleados públicos. Añade, el sindicalista independiente, que fueron los propios trabajadores los que se encargaron de buscar un sindicato sin ataduras políticas, transparente, profesional, plural y cien por cien comprometido con los trabajadores para cambiar su ruta histórico-laboral, y en la que incluso, sin interés particular alguno, otros empleados de Ayuntamientos próximos, han puesto su granito de arena al ayudar a que se celebrasen tales elecciones “con el único objetivo de cambiar la triste historia dentro del Ayuntamiento de La Matanza”.

Imagen de archivo: Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo