Actualidad

Uno de los científicos receptores ha sido Romen Carrillo, investigador adscrito al Instituto de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna (IUBO).

29.09.2016. San Cristóbal de La Laguna.

El pasado 22 de septiembre la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) celebró en Barcelona su acto institucional anual, presidido por su Presidenta de Honor, Su Majestad la Reina. Durante la ceremonia se entregaron veintidós ayudas a la investigación en cáncer por un valor de casi 8 millones de euros. Uno de los científicos receptores ha sido Romen Carrillo, investigador adscrito al Instituto de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna (IUBO).

El proyecto para el cual ha recibido una financiación de 135.000 euros se titula “Pro-fármacos inteligentes auto-inmolativos como nuevos agentes antitumorales”, y será desarrollado durante los próximos tres años en el IUBO. El objetivo de este trabajo es crear un compuesto inocuo capaz de transformarse en un fármaco antitumoral solamente en las condiciones que existen en los tumores.

De esta manera, dicho fármaco sería activo selectivamente contra las células tumorales, dejando intactas a las sanas, por lo que se conseguiría un tratamiento más eficaz y, sobre todo, con muchos menos efectos secundarios que con la actual quimioterapia.

Como explica Carrillo, la manera de llevar a cabo el proyecto será utilizar pro-fármacos, moléculas inocuas que no muestran actividad hasta que llegan al tejido enfermo, donde son capaces de transformarse en el fármaco activo. “En nuestro caso, esta activación se realizará por un proceso auto-inmolativo, es decir, que parte de la molécula se sacrifica estructuralmente para que el resto ejerza su función. Los resultados preliminares realizados con células tumorales son prometedores”.

Los trabajos, que ya han comenzado, consistirán en la elaboración de los compuestos, en su evaluación en células tumorales y posteriormente en modelos animales. El proyecto también procura que la fabricación de estos nuevos fármacos sea lo más sencilla y económica posible, para que, en caso de que el proyecto sea exitoso, conseguir un proceso industrial asequible y barato.

El proyecto también ha recibido una ayuda del Ministerio de Economía y Competitividad, y se ha solicitado financiación en otras convocatorias para esta y otras líneas de trabajo del equipo liderado por Carrillo, en el cual también participan cuatro estudiantes de doctorado y, además, ha establecido colaboraciones con otros grupos de la propia ULL y con la Universidad de Navarra.

Romen Carrillo es químico de formación, y en su carrera se ha especializado en sistemas moleculares funcionales, es decir, pequeños conjuntos de moléculas diseñados de tal manera que son capaces de adoptar una forma determinada o de realizar una función concreta.