Actualidad

El presidente del comité español de la organización comunicó hoy personalmente este reconocimiento al alcalde de la capital tinerfeña

26.10.2018. Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife ha sido distinguida con el reconocimiento de Ciudad Amiga de la Infancia por el comité español de Unicef, después de que el presidente de este organismo, Gustavo Sánchez Pertierra se lo haya comunicado personalmente al alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez.

El alcalde destacó su satisfacción por esta distinción que se le otorga a la capital y advirtió que el sello de reconocimiento como Ciudad Amiga de la Infancia “es en sí mismo un reconocimiento a un modelo de gestión en marcha con un enfoque apropiado de los derechos que el son propios”.

Como se recordará, Santa Cruz solicitó formalmente a Unicef España en noviembre de 2017 su propósito de adherirse a la red de ciudades amigas y con ese objetivo acentuó la política transversal que venía desarrollando desde diferentes departamentos municipales en favor de la Infancia y de la Familia, colaborando de esta manera en la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el municipio.

El fin último que asume el Ayuntamiento de Santa Cruz con esta distinción es contribuir a mejorar las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes, mediante la promoción y la implementación de políticas municipales eficaces que garanticen su desarrollo integral con un enfoque de derechos.

Entre las condiciones que han jugado a favor del reconocimiento de la capital se encuentra la existencia tanto de un Plan municipal específico, como de un estudio diagnóstico de la situación.

Uno de los fundamentos del reconocimiento consiste en promover la participación ciudadana de los niños y adolescentes en la vida municipal e impulsar políticas para favorecer el desarrollo de sus derechos, por lo que el Consistorio ya aprobó el reglamento preceptivo para la posterior creación del Consejo de Infancia y Adolescencia.

El reglamento define el consejo como el órgano de consulta y participación de la infancia y la adolescencia en los asuntos municipales y le atribuye entre sus funciones ser el cauce de expresión de los más jóvenes ante el consistorio, compartir el seguimiento de las políticas municipales que sean de su interés y el derecho a ser informado de cuantas iniciativas se lleven a cabo que les conciernan directamente.

En su composición, el reglamento reconoce la presencia de niños y adolescentes representando a los 5 distritos administrativos de Santa Cruz, de edades comprendidas entre los 6 y los 17 años y escolarizados tanto en centros de educación infantil y primaria como de educación secundaria.

El futuro Consejo, que presidirá el alcalde o el concejal en el que delegue esta responsabilidad y que operará en pleno y en comisión, dispondrá de la asistencia de profesionales de la comisión técnica de Infancia y Familia y podrá convocar a especialistas para asesorarse cuanto lo estime oportuno.