Actualidad

El alcalde y varios concejales del Ayuntamiento asistieron ayer a la celebración eucarística y posterior procesión en torno a la histórica ermita.

09.09.2016. Santa Cruz de Tenerife.

Centenares de vecinos y amigos del antiguo barrio de Los Llanos volvieron ayer a vibrar de emoción con la festividad de Nuestra Señora de Regla, un momento para el encuentro de todos quienes habitaron en su momento el icónico barrio chicharrero, hoy desaparecido.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, junto a los concejales de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga; de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, y del Distrito Salud-La Salle, Yolanda Moliné, participaron ayer en la misa y procesión de la imagen en torno a la histórica ermita de Regla.

La festividad de Nuestra Señora de Regla, también denominada popularmente como la fiesta de la lágrima y el beso, está organizada por la Asociación de Amigos de Los Llanos y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, no en vano la Virgen de Regla es la patrona de este cuerpo.

La fiesta se ha convertido en uno de los actos más emotivos organizados en la ciudad, gracias entre otras cosas a la presencia de habitantes originales del barrio de Los Llanos, quienes han trasmitido a sus descendientes la devoción por la Virgen de Regla y por el entorno en el que transcurrió parte de su vida.