Al Golpito

CSIF Canarias ya no es una promesa

 

07.08.2021 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

CSIF Canarias ya no es una promesa. Es una realidad consolidada en este comienzo del siglo XXI; afrontando su compromiso con herramientas propias, cuyo objetivo es garantizar el compromiso y apuesta con sus afiliados/as en todo el Archipiélago canario. Han pasado los años y CSIF Canarias, poco a poco, ha dejado de ser aquel “solar” de aquellos primeros inicios, pero con una ejecutiva voluntariosa, honrada y transparente, pese a las carencias de afiliados/as y material tecnológico de aquella época. Sin duda, fueron años duros y complejos, especialmente porque ya habían otros sindicatos mayoritarios que tenían representatividad a nivel nacional y local. Sindicatos, que arrastraban una historia digna en sus luchas reivindicativas y legalización desde la clandestinidad contra la dictadura franquista, surtiéndose de un abanico de reivindicaciones en igualdad y derechos de los trabajadores/as como fueron CC OO y UGT. Recordar, que la legalización de los sindicatos en España fue a partir de la Ley 83 de 1.931, decretando: artículo 1º La Ley reconoce a los trabajadores el derecho de asociarse libremente en defensa de sus intereses, formando sindicatos, asociaciones profesionales, etc.

Por otro lado, y con el transcurso del tiempo, CSIF Canarias, adaptándose a los nuevos avances tecnológicos; sistemas institucionales, reformas laborales y respetando la línea sindical de su homologo estatal, se va adaptando a las demandas y exigencias laborales de sus afiliados/as en Canarias; con un presidente (César Martínez Araque) y una ejecutiva joven, un Gabinete Jurídico reconocido y valorado desde la capital de España, el esfuerzo y la ilusión puesta en los distintos sectores públicos y privados, siendo todos ellos representados por sus respectivos/as; delegados/as; Presidente del Sector Autonómico, Secretario de Organización; Gabinete de Prensa; sectores de Enseñanza, Sanidad, Justicia, Policía, Área de la Mujer, Seguridad Privada, Correos y Empresas, Públicas, Gabinete Psicológico, Informática y Área administrativa. Todos ellos/as y desde el Archipiélago canario, comprometidos en buscar las mejores alternativas y soluciones para mejorar y consolidar los derechos y libertades de los trabajadores/as en este comienzo de siglo XXI invadido por una pandemia mortal.

Por lo tanto, CSIF canarias se convierte en un sindicato abierto y pluralista, pero no sujeto a una ideología en concreta, mundo empresarial ni política. Es el sindicato de los canarios, de la tierra de lava y volcanes. Y del compromiso con todos los canarios necesitados de ayuda e información sindical en sus respectivos problemas laborales.

Es por ello, que CSIF Canarias se aferra al principal valor como es la unidad sindical; la regla de oro del sindicalismo. Es decir, se reconoce que no existe ni existirá discriminación entre los trabajadores y trabajadoras, ya que todos concurren en igualdad de derechos, deberes y oportunidades, sin diferencia de raza, nacionalidad, sexo, creencia religiosa, o por circunstancias sociales, económicas, políticas, ideológicas, ni por el lugar que ocupen en el centro de trabajo. Su práctica se desarrolla en una política de frente único de clase, inclusiva, no discriminatoria, como garantía de la lucha unitaria y fortaleza contra toda forma de explotación e injusticia.

De la misma manera, CSIF Canarias no compite ni necesita hacerlo con ninguno de los sindicatos que actualmente están vigentes en Canarias. CSIF Canarias tiene su propia estructura sindical y herramientas para defender con transparencia, compromiso y lealtad a sus afiliados/as de los distintos sectores de la Comunidad Autónoma de Canarias. Y prueba de ello, son las constantes victorias que ha conseguido en los últimos tiempos en cada una de las elecciones sindicales que se han llevado a cabo en los distintos puntos del Archipiélago canario. También, el aumento de afiliados en los último años.

Por último, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (abreviatura: CSIF) es un sindicato independiente que afilia principalmente a trabajadores con la condición de empleado público, funcionarios y laborales, de las distintas Administraciones Públicas de España. ​ Es la primera fuerza sindical en la Administración General del Estado (AGE) y la segunda fuerza sindical si se tiene en cuenta la administración pública autonómica y local. Cuenta con una presencia cada vez mayor en el sector privado, siendo la cuarta fuerza sindical de ámbito nacional español.

CSIF se autodefine como sindicato "profesional e independiente", en oposición a los sindicatos de clase. Su fin social se limita a la representación y defensa de los intereses profesionales de los empleados públicos y del sector privado. Oficialmente, CSIF no está vinculado a organizaciones extrasindicales ni partidos políticos y no defiende una ideología política concreta. La Central Sindical Independiente y de funcionarios (CSIF) está integrada en la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI). CSIF es uno de los cinco sindicatos más representativos en el ámbito de las Administraciones Públicas españolas, junto con Comisiones Obreras, UGT y los sindicatos de ámbito gallego, vasco y navarro CIG y ELA-STV, mayoritarios en su ámbito, y que forman parte de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas y otras Mesas de Negociación específicas.

 

Imagen: CSIF Canarias | CEDIDA

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.