Los recuerdos son tumbas del pasado

01.06.2024 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Cada día que me despierto es para mí una nueva oportunidad que la vida me regala. Otro día,  donde la reflexión ha sido para mí un momento sagrado; recordando el tránsito de la vida de tan buenos recuerdos. El tiempo pasa, vuela muy alto y de prisa, pero también nuestras vidas. Cierto es, que cumplimos años, pero también van menguando nuestras existencias en este mundo. Los recuerdos son tumbas de un pasado que también tuvo un presente. En ocasiones solemos 'profanar' nuestros propios recuerdos; de aquellas etapas que ya duermen en las tumbas de la enciclopedia de la vida. Lo cierto es, que prácticamente nada se repite, salvo excepciones, dependiendo de la edad y en el estado de salud que nos encontremos.

Podemos maquillarnos ante nuestros propios  espejos, intentando disimular nuestras grietas y arrugas, motivado por el paso de los años, pero la vida es diferente. No necesita de maquillaje alguno. Ella, la vida, se muestra en su estado natural, curtida y elaborada por la mano del Dios del universo. Sin duda, lo importante es llegar con edad avanzada, pero con calidad de vida. Recuerdos que afloran en momentos puntuales de nuestras vidas, donde personalmente me siento feliz quedándome con las cosas más positivas.  Toda evolución de proyectos conlleva un esfuerzo, unas ilusiones, unos sueños, unas inquietudes, conocimientos y humildad. Ese fue mi trabajo y mi proyecto desde que tuve uso de razón.

No oculto los años de vida que me quedan en este planeta tierra. Muchos, no creo. De la misma manera, no sé cuando el destino decidirá  llamarme a su mundo del más allá del universo. Cuando llegue ese momento, porque no queda más remedio, me despediré como otros muchos millones de humanos. Mientras tanto, seguiré intentado vivir lo mejor posible, pero sin dolor y con la mente bien preparada.

Por otro lado, y lo que me quede de vida, deseo sentirme útil haciendo cosas que ayuden a los más desfavorecidos, pero también estar al lado de mi familia; disfrutar de las cosas bonitas que tiene este mundo y sentirme feliz con la amistad de los amigos/as. Etapas de la vida que han transcurrido en el tiempo con distintitos acontecimientos y avatares producidos por la naturaleza y la mano del ser humano. Del mismo modo, estoy observando un mundo muy complejo y desigual. Hay algo que me mantiene alerta y con muchas dudas. Sin duda, la pérdida de los valores, las ideologías fanáticas y la ambición depredadora de los países más poderosos, están produciendo cambios radicales y poco beneficiosos para la estabilidad de la humanidad en el planeta tierra.

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Buscar en Tagoror