Desde La Mesa Mota

Excelente debut del sevillano Borja Lasso y del serbio Uros Racic

20.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El Tenerife ha ofrecido su mejor versión de esta temporada, con una convincente victoria (2-0) en un partido muy completo, frente al Gimnástico de Tarragona. Ha sido un encuentro para recordar y que ha agradado muchísimo a los aficionados blanquiazules, porque el equipo insular ha cambiado radicalmente en su juego gracias a la excelente actuación de dos de los nuevos refuerzos, que debutaron en la tarde de este sábado en el "Heliodoro": el sevillano Borja Lasso, en la media punta, un hábil jugador con gran visión de juego; y el serbio Uros Racic, un central de tan solo 20 años de edad, de gran envergadura, que dan otro aire en la construcción del ataque del Tete.

Aunque parezca mentira, dos incorporaciones de categoría que han cambiado drásticamente la imagen del equipo tinerfeño, que tuvo mucho tiempo la posesión de balón (cercana al setenta por ciento), un mayor criterio en la distribución de la pelota, con más movilidad, con mejores transiciones y con una buena efectividad en los pases.

Este Tenerife es "distinto" y se adapta más a lo que quiere su entrenador, con dos jugadores que crean peligro y que dan las necesarias asistencias para que otros compañeros vean puerta y marquen, como así ha sido.

Por tanto, no es de extrañar que el primer gol llegara en el minuto 28, tras una trenzada jugada ofensiva blanquiazul, obra del capitán Suso Santana, de limpio cabezazo, con una perfecta asistencia de Borja Lasso.

Por primera vez en la temporada, se llegó al descanso con confianza en el triunfo final, como así fue, porque a los 60 minutos Jorge Sáez de Miera conseguía ampliar el marcador (2-0), fusilando con la pierna derecha al portero visitante, tras un gran pase de Racic, que completó una magnífica actuación y que fue despedido con una ovación de los espectadores, cuando fue sustituido en las postrimerías del choque.

En el partido más completo del Tete en toda la temporada también debutó el argentino Coniglio en los últimos minutos y la parroquia se fue muy satisfecha del Estadio, porque la actuación de todo el conjunto fue muy meritoria y porque los nuevos jugadores hicieron mejores a sus compañeros.

El Tenerife, además de marcar dos espléndidos tantos, tiró dos balones a los postes y una pelota al travesaño, lo que demuestra que ya se ataca con más cordura, sensatez y eficacia.

El próximo sábado se presenta un duelo muy interesante, otra vez en el "Heliodoro", frente al Málaga, uno de los mejores clubes de la categoría. Será una verdadera prueba de fuego para el conjunto blanquiazul. Ojalá este encuentro frente al Nástic sirva para despegar definitivamente y escalar puestos en la tabla clasificatoria.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.