Desde La Mesa Mota

Como si fuera un auténtico regalo de los Reyes Magos, el Tenerife le ha ogfrecido este viernes un triunfo a su afición, algo a lo que no estamos acostumbrados esta temporada

04.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Como si fuera un auténtico regalo de los Reyes Magos, el Tenerife le ha ofrecido este viernes un triunfo a su afición, algo a lo que no estamos acostumbrados esta temporada. Fue frente al Elche, que vino a la Isla con dos puntos más que el conjunto insular y, por tanto, los blanquiazules le superan ahora en la tabla clasificatoria y el Tete se aleja un poco de los puestos que conducen al infierno.

Cierto es que el Tenerife mejoró actuaciones anteriores, jugó con ganas y con rabia y, aunque no salieron bien todas las cosas, sí podemos afirmar que mereció ganar y que realizó una buena segunda parte, en la que dominó claramente al equipo alicantino.

En gran medida esta esta mejoría se debió a la vuelta de Luis Milla, al empeño y al pundonor de Suso y al gran partido que realizó Paco Montañés, su mejor actuación con la camiseta blanquiazul, sin duda, ya recuperado definitivamente de una grave lesión que parecía inacabable.

Creo que los locales plantearon el encuentro como si fueran visitantes, dejaron jugar al rival para que se abriera e intentar hacer rápidos contragolpes, y en uno de ellos conducido por Montañés, acabó llegando el primer gol, a los 23 minutos, obra de Malbásic.

Era un partido de ida y vuelta y cuando el Tete se las prometía felices, al borde del descanso una infortunada mano de Alberto dentro del área dio pie a que Xavi Torres marcara el correspondiente penalty y empatara el encuentro a un gol, en el minuto 44.

En la segunda parte el Tenerife pasó a dominar ampliamente y el Elche apenas creó peligro. Así, al cuarto de hora de la reanudación, Milla saca un córner y Jorge Sáenz marca de cabeza, superando al portero Francis. Era el definitivo 2-1. Faltaba media hora para el final, y el equipo local, aunque temeroso, no se descompuso.

Tal y como está el campeonato, lo importante es empezar a conseguir las victorias que le den al Tenerife la tranquilidad suficiente para intentar acercarse a la cabeza.

Esta Segunda División es muy competida y el próximo fin de semana el Tenerife viaja a la capital del Principado de Asturias, para enfrentarse al Oviedo en el "Carlos Tartiere". Ojalá nos traigamos algo positivo.

Imagen de archivo: youtube.com | CEDIDA

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.