Desde La Mesa Mota

Aunque parezca increíble, tras este victorioso ciclo de Etxebarría, el Tete se coloca a solo tres puntos de los puestos de promoción de ascenso (Imagen: Estadio Heliodoro Rodríguez López - futbol.lne.es)

09.03.2018. Redacción / Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

En la mejor actuación desde que se inició la temporada, el C.D. Tenerife brilló con luz propia y venció de manera contundente al Real Oviedo, uno de los más destacados equipos de la Segunda División, en un choque disputado este viernes en el Estadio "Heliodoro Rodríguez", con lo que el conjunto local ha obtenido trece de los quince puntos disputados en las últimas cinco jornadas, desde que llegó a la Isla el nuevo entrenador, Joseba Etxebarría.

Sin duda, el Tete es completamente distinto al dirigido por José Luis Martí, entre otras cosas porque el técnico balear improvisaba alineaciones y experimentaba con ellas, mientras que el preparador de Elgoibar ha colocado a los jugadores en sus sitios, donde realmente saben jugar individualmente para aportar al conjunto de forma positiva.

El Tenerife dominó de cabo a rabo al equipo de la capital del Principado de Asturias gracias a que supo desarrollar mucha intensidad, una enorme compenetración y porque se le ve con ganas y mucho entusiasmo, mostrando un alto nivel de juego, comparable a clubes de Primera División. Y no les exagero.

El primer gol del encuentro llegó a los 19 minutos, con un Samuel Longo pletórico que controló el balón al borde del aire, se dio la vuelta y enchufó un chut a media altura que se coló en la portería de Alfonso Herrero.

Veinte minutos después se marcó el segundo tanto, obra de Álex Mula, con un potente tiro desde unos treinta metros del arco asturiano, que el meta ni vio pasar. En la acción hubo falta previa a Longo, pero el árbitro aplicó muy bien la ley de la ventaja. Con este resultado de 2-0 vino el descanso.

En el segundo acto, después de varias ocasiones de gol desperdiciadas por Brian Acosta, Mula y Alberto Jiménez, se produjo el inmerecido tanto de los visitantes (minuto 64), gracias a un certero cabezazo de Forlín a la puerta de Dani, tras el saque de un libre indirecto.

Parecía que el Oviedo volvía a meterse en el encuentro, pero un Tenerife espléndido no se dejó dominar y solo siete minutos después, en el 71, Álex Mula conseguía el tercer y definitivo gol, al culminar un excelente, preciso y veloz contragolpe.

El Estadio registró la mejor entrada del curso y los aficionados disfrutamos de lo lindo, porque la afición tinerfeña sabe distinguir cuando ve buen fútbol.

Aunque parezca increíble, tras este victorioso ciclo de Etxebarría, el Tete se coloca a solo tres puntos de los puestos de promoción de ascenso.

La próxima jornada, a continuar la racha en Soria ante el Numancia, y en la siguiente cita, los blanquiazules recibirán al modesto Lorca en el "Heliodoro". ¡Vamos!

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: