Política

Melodie Mendoza señala que esta infraestructura dará cobertura a seis municipios del sur de Tenerife, que aglutinan un alto envejecimiento de la población

26.09.2018. Canarias

Agrupación Socialista Gomera (ASG) logra el respaldo unánime del Parlamento de Canarias a la Proposición No de Ley (PNL) que presentó de forma conjunta con Nueva Canarias para la construcción y puesta en funcionamiento de un centro sociosanitario de tercer nivel para enfermos crónicos del Valle de Güímar.

La diputada de ASG Melodie Mendoza celebró el apoyo de los grupos parlamentarios para dar un impulso a la puesta en marcha de los trámites oportunos de una obra muy demandada por los vecinos de esta zona del sur de Tenerife. A través de esta iniciativa parlamentaria, ASG solicita al Gobierno de Canarias a instar al Cabildo de Tenerife al desarrollo de este proyecto en el marco del II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias.

Mendoza recalcó que esta PNL proviene de una moción del Ayuntamiento de Candelaria en 2016 y en la que se incluía dar atención a los mayores de los municipios de Candelaria, Güímar, Arafo, Arico, Fasnia y El Rosario. Más de 55.000 habitantes “con un factor consecuente e importante como es el aumento del envejecimiento de la población”.

Mendoza señaló que “esta realidad requiere de la actuación de los poderes públicos ya que en los municipios con mucha densidad de población, es donde precisamente se deben prestar los servicios adecuados a las características y necesidades de la población”.

Asimismo, aludió a la necesidad de esta infraestructura ya que “no solo sería un beneficio para los enfermos y familias, sino también desde el punto de vista económico, al evitar traslados hasta los centros de referencia, con el coste y los perjuicios que ello acarrea”.

Mendoza agradeció el apoyo unánime de la Cámara regional “que da un paso más para que el municipio de Candelaria pueda contar con un centro sociosanitario acorde a las necesidades reales de su población”. Por último, agradeció personalmente a Celestino Darias, un vecino de Candelaria, que ha sido desde un primer momento el “ferviente defensor” de este proyecto y quien trasladó esta necesidad al Parlamento.