Turismo y Viajes

La patronal hotelera agradece que AENA admita no haber hecho lo suficiente para tratar de aliviar la crisis de Thomas Cook y pide ahora “acciones concretas y no solo palabras”

28.01.2020 | Santa Cruz de Tenerife

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, solicita al Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que articule medidas que fomenten la competitividad en la conectividad aérea del Archipiélago con otros destinos españoles y europeos, principalmente. Esta será una de las principales demandas que realizará esta tarde el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien asistirá a la Cumbre sobre el Transporte y la Movilidad de los territorios extrapeninsulares, que se celebra desde ayer en Las Palmas de Gran Canaria.

 

La conectividad es uno de los talones de Aquiles del turismo en Canarias, que se ha visto afectada en los últimos tiempos por una serie de circunstancias coyunturales, como el cierre de bases de Ryanair o la quiebra de Thomas Cook, pero que ha generado un aumento considerable de los precios aéreos, también por los efectos perversos de la aplicación del descuento del 75% de descuento para los residentes. Para Marichal, “este es un derecho que tenemos los canarios y que no se ha aplicado correctamente por parte de las compañías que vuelan a Canarias”.

Al respecto, ya Ashotel pidió a finales de 2019 al Ministerio de Fomento que pusiera el foco en las aerolíneas y no en los residentes canarios con el descuento del 75%, un derecho de los residentes canarios pero que ha generado desde su entrada en vigor a mitad de 2018 una escalada de precios. Esta circunstancia ya reconocida por el Gobierno del Estado fue advertida por la patronal hotelera tinerfeña desde junio de 2018.

Marichal considera necesario que para fomentar esa conectividad hay que facilitar la competencia a las nuevas compañías que puedan surgir desde Canarias. Para ello, harían falta medidas de apoyo desde el Gobierno regional con el objetivo de permitir superar los obstáculos iniciales, reduciendo el ‘estrés comercial’ al que se ven sometidas las nuevas compañías hasta el momento en que pueden iniciar una operativa regular y acogiéndose a la bonificación del 75%.

Hechos y no palabras

Por otra parte, durante toda la crisis generada por la quiebra del turoperador Thomas Cook Ashotel puso el foco en la actuación de AENA que, desde el punto de vista de la patronal hotelera, no hizo todo lo que podía para contribuir a recuperar cuanto antes la situación mediante una intervención en las tasas aéreas. Las recientes palabras del presidente de AENA, Maurici Lucena, en las que admitía que el ente aeroportuario pudo haber actuado mejor ante la demanda de los agentes turísticos para cubrir las plazas que había dejado el turoperador británico con una bajada de tasas, han generado cierta satisfacción en Ashotel, que se alegra de que se reconozca esa actuación tibia, pero pide ahora “hechos y no solo palabras”.

Imagen: Jorge Marichal, presidente de Ashotel