Al Golpito

El pasado día, 4 de enero de 2019, tuvo lugar un merecido y caluroso homenaje al ex árbitro tinerfeño de Primera División e internacional, Juan Manuel Brito Arceo, en el municipio palmero de El Paso también conocido como Ciudad de El Paso

19.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

El pasado día, 4 de enero de 2019, tuvo lugar un merecido y caluroso homenaje al ex árbitro tinerfeño de Primera División e internacional, Juan Manuel Brito Arceo, en el municipio palmero de El Paso también conocido como Ciudad de El Paso. Un torneo de veteranos que tuvo lugar en el Estadio Municipal de El Paso, siendo los protagonistas del citado evento deportivo los equipos: CD Atlético Paso; UD Aridane, SD Tenisca y CD Mensajero; este último campeón del mencionado Torneo solidario. Ni que decir tiene, que el recibimiento al que fuimos agraciados por parte de la directiva del Atlético Paso como de los jugadores y aficionados de los diferentes equipos participantes fue de lo más solidario y sensible. Una isla Bonita, donde sus habitantes se mostraron solidarios y hermanos con la Plataforma solidaria que representa el incansable, Juan Ramón Tosco Lorenzo. De la misma manera, el cariño, respeto y admiración a la figura de Brito Arceo, por parte de los deportistas y familiares que ese día se dieron el señalado Estadio Municipal de El Paso, fue especial y emotiva; motivando que el ex colegiado tinerfeño se emocionara durante el desarrollo de la misma.

Por otro lado, y mientras esperaba su turno para dirigir el último encuentro, Brito Arceo volvía a vestirse de corto para dirigir la final del Torneo Solidario entre los equipos CD Mensajero-UD Aridane; siendo finalista y campeón el CD Mensajero, tras derrotar a la UD Aridane por 3-0. ¿Qué pasaría por la cabeza del joven ex árbitro cuando volvió a vestirse de corto? ¿Cuántos recuerdos les invadirían por su cabeza? Eso solo lo sabrá el gran amigo de Taco. Sin duda, fue un día especial en la Isla Bonita, donde los amigos/as estuvieron en el momento puntual en la vida de Brito Arceo. Un gesto humano y solidario que es digno de valorar del municipio de El Paso, que junto a su ayuntamiento, estuvieron a la altura de las circunstancias, pero sin olvidar esa maravillosa Murga “conejos inolvidable” formada por grandes mujeres que también quisieron estar presentes para solidarizarse con Juan Manuel Brito Arceo.

El futuro de Brito Arceo sigue siendo incierto, pero algo ha cambiado en la vida de este todavía joven hombre con respecto a su vida anterior del 2018. Es decir, ya sus labios desprenden una sonrisa; sus ojos vislumbran una luz a la vida y su autoestima ya comienza a emerger de su corazón. También descubre que no todos son sus enemigos. En su vida también hay muchas personas que le queremos y valoramos. Entre ellos, Juan Ramón Tosco Lorenzo, un amigo de verdad que se ha volcado con el ex colegiado tinerfeño con todas sus fuerzas y sensibilidad humana y su familia. Atrás quedan esos depredadores humanos envidiosos, bazofias carroñeros que se alimentan y se divierten a costa de las desgracias de los demás. Atrás quedan esos impresentables que se hacían llamar amigos cuando Juani; como cariñosamente le conocen en Taco, era famosos en el mundo del Fútbol. Atrás quedan algunos medios de comunicación que dicen y presumen ser objetivos y profesionales al servicio de la sociedad, los cuales lo han ignorado y vetado en los momentos más difíciles de su vida. Esa es la gran mentira de la vida de muchos de esos impresentables que presumen ser espejos modelos de la vida a través de maquillajes de sus propias vidas invisibles. Así es la vida de Brito Arceo. Un hombre rodeado entre luces y sombras.

 

 

 

 

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.