Desde La Mesa Mota

“Debemos impedir que una situación de Salud Mental se convierta en un drama”.

10.10.2020 | Redacción | Entrevista

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Este año con el lema “Salud Mental y Bienestar una prioridad global”, se celebra como cada 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental y, por este motivo la presidenta de la fundación canaria Juana Reyes", Isabel Aguilar ha respondido a nuestras preguntas. Con ella hemos hablado de la importancia de esta fecha. Considera que hay que tener en cuenta que la OMS ya hace décadas avisaba de que 1 de cada 4 familias tendría un miembro afectado en salud mental, lo que unido al estigma y a un gran déficit de recursos hace todavía hoy sea un grupo de especial vulnerabilidad. Este hecho lo ha querido dejar visible con el trabajo realizado en su fundación de cómo el estigma puede ser un factor negativo para la no adherencia al tratamiento.

También ha señalado que lleva sin recibir respuesta por parte de la Consejería de Sanidad cerca de tres meses. Aguilar preguntó acerca de la situación de los menores (14 a 18 años) en internamiento breve en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), pues se les ubicaba en la misma planta que la de mayores.

¿Qué tienes que decir sobre este día de La Salud Mental dedicado al Bienestar y una prioridad global?

Considero que todavía la labor de las plataformas, el movimiento asociativo y el tercer sector es básico. Por desgracia, como es conocido, por historia la Salud Mental se quedó atrás --no podemos olvidar que en otra etapa se les encerraban con prostitutas y vagabundos a quienes padecían un trastorno mental-- y, hoy esto se traduce en incomprensión y estigma social.

En nuestros días existe una incomprensión social muy grande hacia este padecimiento y hacia sus afectados generándose una etiqueta bastante dañina. Estos enfermos no sólo tienen que combatir la enfermedad si no el estigma y la escasez de recursos.

UN PROBLEMA GLOBAL DE LA SOCIEDAD

¿Consideras que desde las Administraciones se la toman como una necesidad prioritaria que engloba a toda la población?

Creo que las Administraciones deberían hacer suyo los datos de la Organización Mundial de La Salud (OMS), que reiteradamente nos recuerda, una de cada cuatro familias tiene por lo menos un miembro afectado por trastorno mental, según sus datos de hace cerca de dos décadas. Por tanto, es un fracaso que todavía hoy se eche en falta que no se vea como un problema que engloba claramente a toda la población.

No se tiene en cuenta como a otras patologías y la lucha de los afectados se endurece, ya que tienen la lucha de su propia patología y frente a la Administración y la sociedad de hacer visible que realmente es un problema global.

Creo que es un buen momento para reivindicar que el estigma no debería retroalimentarse y enfatizar que los afectados y las familias tienen que luchar contra la escasez de recursos, el estigma y su propia enfermedad; cuestiones que les aleja muchísimas veces de la sociedad, lo cual hace muy difícil su recuperación o la imposibilita.

FICHA FINANCIERA

¿No crees que ha habido momentos que la clase política ha hecho promesas en balde y ha existido mucho postureo?

Es cierto que muchas veces escuchamos que se pueden ganar votos apelando a las emociones o realizando promesas a grupos muy vulnerables que luego son muy difíciles de materializar. De esto no sólo se da cuenta la población en general. Cuando estás en este contexto, como en otros, aprendes quienes están interesados en mejorar la Salud Mental, a quienes le interesa el bienestar de la sociedad y quien realmente quieren ser coproductivo al sistema.

En este escenario las Fundaciones no ostentamos labor de oposición ni de cogobernanza. Nuestro papel es de cooperar y ser coproductivo para la comunidad, ser puente entre la sociedad y el liderazgo político. Dicho esto, somos conscientes de que los grandes progresos y cambios se originan en la sociedad civil y el tercer sector, es cada vez más influyente y tiene voz, de lo contrario no tendría razón de ser este día y esta entrevista.

Somos conocedores, por tanto, que las políticas de prevención, planificación en Salud Mental, como en otras, deben llevar una ficha financiera, además de un buen plan de seguimiento.

Se habla mucho de dar un impulso a la Educación para la Salud, grosso modo ¿qué tres aspectos propondrías dentro de ésta referido a la Salud Mental?

Es necesario en la sociedad la Educación para la Salud desde las etapas más tempranas. Es muy importante tomar conciencia de los factores sanitarios y no sanitarios que influyen en nuestra salud.

El primer aspecto sería que la Salud Mental lo engloba todo, quien está bien armado en Salud Mental tendrá mayor capacidad de afrontamiento y de resiliencia ante las circunstancias de vida que quien no lo esté. Es el ser humano ante el dolor orgánico y emocional, pero también ante cualquier crisis socioeconómica y personal.

Será importante, --otro aspecto a tener en cuenta-- para la prevención, la educación y la formación. Quienes tomen conciencia de ostentar la capacidad de gestionar el estrés de la vida cotidiana, trabajar y ser productivo y rentable para la sociedad gozará del estado de bienestar que proporciona la Salud Mental, como así establece la OMS.

Otro aspecto que no debemos olvidar es normalizar en Salud Mental y eliminar tabúes. Cuando la sociedad suprima ese estigma ganará un individuo para la sociedad, le hará más favorable su recuperación. No podemos olvidar que cuanto mejores indicadores tiene una comunidad en salud podrá ser más próspera.

PANDEMIA Y SALUD MENTAL

¿Qué balance haces de los efectos de la pandemia en la Salud Mental? ¿Han tenido en cuenta la Administraciones este hecho?

Las Administraciones no pueden dejar de lado la Salud Mental y sólo atajar el virus. La OMS ya ha advertido que esta pandemia de la posibilidad de aumento de trastornos y como he manifestado en otras ocasiones, ansiedad y estrés en el personal sanitario y otros profesionales que se encuentren en primera línea y, en la población en general.

El Sistema Sanitario tendrá asimismo que hacer una valoración en términos económicos en Salud Mental, de lo contrario verá mermada más aún la calidad asistencial en este ámbito y que en un futuro próximo no se le vaya de las manos con situaciones en salud de difícil reparación o dramas humanos. Situaciones como no tener ingresos en la unidad familiar con personas ya afectadas en salud mental, unidas a la situación de recurrir a entidades sin ánimo de lucro para las necesidades básicas es sólo un ejemplo de las dificultades que azotan las consecuencias que está dejando esta etapa histórica.

Por tanto, para no llegar al drama humano en esta pandemia debe ser una prioridad global.

Imagen: Isabel Aguilar, jurista y experta en gestión sanitaria y presidenta de la fundación canaria Juana Reyes

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.