NOVEDADES

Educar desde el corazón, aprender desde el alma

Sonia Rodríguez Acosta   26-06-2018   20:06:05   Tagoror Digital

A la educación de hoy en día no le hace falta más horas de lengua, matemáticas o geografía. A la educación de hoy le hace falta alma

26.06.2018. Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

La gente normalmente olvida lo que dices y olvida lo que haces,

pero jamás olvida cómo le haces sentir.

Maya Angelou.

A la educación de hoy en día no le hace falta más horas de lengua, matemáticas o geografía. A la educación de hoy le hace falta alma. Un profesor que eduque desde el corazón dejara huella en sus alumnos y les dará una herramienta fundamental para utilizar de por vida. Porque quien te enseña a crecer te enseña a vivir.

Por lo tanto estamos hablando de un nuevo paradigma educativo, que necesita unas nuevas directrices. El buen maestro no es solo aquel que enseña, sino aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer. Por eso, un maestro no es solo aquel que enseña desde el aula, Sino todo aquel que desde el medio que sea: una película, canción etc… logra dibujar un mundo de ilusión y motivación que es capaz de producir un cambio a través de la acción.

Hoy educar no es enseñar contenidos, es enseñar caminos, es dar alas para volar. Es hacer que un ánimo apagado se ponga a caminar y aquel que haya perdido la esperanza la vuelva a recuperar.

Hoy en día, se enseñan contenidos orientados al ámbito laboral pero se olvida el desarrollo como ser humano, potencialidades y valores personales. Creamos personas eficientes, pero cuando terminan su jornada laboral y llegan a casa, no son siempre capaces de encontrar la felicidad.

Por todo ello abogo por una educación con valores, llena de educación emocional, motivación y dándoles a los niños recursos para que aprendan a desenvolverse con sus propias emociones y con las de los demás. De esta manera estaremos contribuyendo a crear seres humanos más felices y una sociedad mejor. Crear una sociedad mejor está en nuestras manos, no solo en las manos del docente, que también, sino en las manos de todos, padres, madres, tutores etc..

Desgraciadamente, hoy en día nos encontramos con muchos niños y jóvenes desmotivados, desorientados, sin saber qué rumbo tomar porque como sus notas no son las “adecuadas”, piensan que no sirven o no valen. La realidad es muy distinta puesto que UNA NOTA NO VA A DEFINIR QUIEN ERES, Y MUCHO MENOS DONDE PUEDES LLEGAR. De todos es sabido que no todos los niños tienen las mismas capacidades. Hay algunos que tienes inteligencia lingüística, otras artísticas. La clave está en potenciar aquello en lo que son buenos y les gusta. Es fundamental crear niños felices alimentando su autoestima y motivándoles a ser mejores personas, ya que ese será su mejor curriculum del día de mañana.

Vivimos en una sociedad que ha avanzado, pero aún queda mucho camino por recorrer. Una parte de ese camino y una muy importante es la educación en todos los ámbitos desde casa, que es una parte fundamental. Y por supuesto en colegios e institutos.

De esta manera estaremos haciendo una contribución maravillosa a la sociedad, creando futuros adultos sanos emocionalmente, felices y muchísimo menos conflictivos. Creo firmemente que con este tipo de educación la violencia juvenil se reduciría notablemente. ¿Valdría la pena verdad?.

Tengo la gran suerte de trabajar con niños y adolescentes, esto me hace cada vez ser más consiente de la importancia de educar desde el corazón. Ellos se podrán olvidar de lo que le enseñaste, pero nunca de cómo lo hiciste sentir. Cuando miro sus ojos veo sueños, por eso siempre les digo que estudien para aprender, no para aprobar. Porque lo aprendido jamás será borrado. Cuando veo su entusiasmo y motivación, sé que he hecho un buen trabajo y me siento muy orgullosa de ellos. Independientemente de sus notas, ya que son seres humanos excepcionales con un corazón enorme con los que tengo el gusto de trabajar.

Recientemente se han dado las notas, lógicamente todo esfuerzo queda recompensado, y eso hay q valorarlo también. Si tu hijo/a no ha sacado las notas que esperabas no pienses que es que no vale y mucho menos se lo digas. Obviamente ponle límites y haz que se esfuerce motivándolo a ser mejor. Pero que no se te olvide que una nota no dice lo alto que puede llegar.

La educación desde el corazón, es enseñar con amor, es mirar sus caritas y saber que lo que les trasmitas le llegara directo al corazón. Darles alas para volar. Saber que el día de mañana van a brillar con más luz. Creando una sociedad más sana, justa y plena.

EDUCAR DESDE EL CORAZÓN

ES TOCAR EL ALMA CON LAS MANOS

DARLE ALAS AL CORAZÓN

CRANDO UN MUNDO DE ILUSIÓN.

Sonia Rodríguez Acosta

31

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL