Actualidad

El alcalde, Miguel Jorge Blanco, afirma en la nota que esta acción junto a otras que se están tramitando, forman parte de los proyectos que el grupo de gobierno se ha propuesto sacar a pesar de la situación de crisis provocada por el coronavirus.

17.10.2020 | Santa Brígida

La organización política ANDO Sataute manifiesta su asombro ante la lamentable nota de prensa emitida por el grupo de Gobierno que no explica claramente que los/as vecinos/as del municipio tienen que pagar 500.000 euros para eliminar 7 metros de extremo a extremo de la obra del 'Mamotreto', un exceso en la obra que respondía al interés de una empresa privada para crear un vial de acceso y descarga de camiones para un comercio que no figuraba en el proyecto inicial que había aprobado el Ayuntamiento y para el que no había autorización. A ello se suma una nefasta defensa jurídica de los intereses municipales que ha supuesto más de 20 millones de euros en pago de indemnizaciones a la constructora por obras ilegales, irregulares y un lucro cesante de una actividad para la que no había permisos.

Esta obra hay que realizarla forzosamente para poder retornar a la legalidad urbanística, gracias a la aprobación definitiva del Plan General en el anterior mandato, pero el grupo de Gobierno municipal olvida que esta lacra urbanística ha lastrado el desarrollo del municipio y ha supuesto una millonada al consistorio que, tras suprimir el exceso de construcción, todavía tendrá que realizar un proyecto y obra para que la estructura de la construcción deje de ser un monumento al escándalo urbanístico en el centro mismo de la Villa, sin el exceso de cabida actual más que evidente a simple vista desde el balcón de la Alcaldía.

La nota de prensa del Ayuntamiento de Santa Brígida dice que se "ha sacado a licitación pública, según los procedimientos dispuestos en la Ley de Contratos del Sector Público, la obra para adaptar el edificio del ‘mamotreto’, ubicado en el espacio central municipal, a la edificabilidad contemplada en la ficha de la parcela, conforme al Plan General de Ordenación Supletorio de la Villa de Santa Brígida. Los trabajos consistirán en la demolición superior y lateral del edificio; en concreto siete metros lineales por ambos lados y gran parte de la estructura superior. La adecuación de este equipamiento público vendrá a significar un menor impacto visual y mayor integración sobre el entorno urbano, lo que redundará en la mejora del casco de la villa".

Nos preguntamos si la siguiente actuación a realizar por el Grupo de gobierno será sorprendernos con una nueva licitación y promueva un proyecto sin consenso con la ciudanía, solo con la inspiración de las lúcidas mentes que nos gobiernan y que nos pueden abocar a una concesión administrativa de este suelo municipal que ha costado millones de euros y décadas de esfuerzo recuperarlo, con la posibilidad de que vuelva a repetirse un nuevo secuestro de las arcas municipales.

ANDO Sataute recalca que no podemos ni debemos olvidar de dónde vienen estos lodos, y recomienda actuar con mesura cuando se empieza a celebrar este hecho como un logro, cuando lamentablemente no es más que la rectificación o reparación a costa de los/as vecinos y vecinas sobre algo que jamás debió ocurrir y que pone el contador en marcha sobre el coste de lo que será este espacio que -insistimos- debe ser fruto de un concurso de ideas y la participación ciudadana con la tutela técnica pertinente.

El alcalde, Miguel Jorge Blanco, afirma en la nota que esta acción junto a otras que se están tramitando, forman parte de los proyectos que el grupo de gobierno se ha propuesto sacar a pesar de la situación de crisis provocada por el coronavirus. Cuando lo cierto es que el único proyecto original del actual grupo de Gobierno ha sido subirse el sueldo dos veces, cambiar o cancelar proyectos en marcha del anterior mandato como el techado del colegio Juan del Río Ayala, y poner a paso lento obras tan necesarias como el parque municipal, el ARRU o la reforma del antiguo matadero.

Por otro lado, para el concejal de Urbanismo, Martín Sosa, esta primera actuación "supondrá el primer paso para determinar el futuro de la construcción y la parcela del municipio", e ignora la opinión de la población afectada. Asimismo, este proyecto será financiado con cargo a los fondos del Plan de Cooperación de los Ayuntamientos 2020-2021.

El PDZCA ha de estar en sintonía con el Plan Insular de Zonas Comerciales, elaborado en 2014. En dicho Plan se establecen Zonas de estudio y otras de zonificación de Zonas Comerciales Abiertas para cada municipio. Estas últimas son las que ha tomado como referencia el equipo redactor.Sin embargo, el transcurso del tiempo, nuevos comercios y nuevos hábitos de consumo, hacen necesaria la consideración de nuevos espacios en la definición de la zonificación, por lo que efectuamos las observaciones para que sean tenida en cuenta como posibles mejoras del documento a aprobar.

Imagen de archivo: Mamotreto de Santa Brígida