Economía

El alcalde, Pedro Rodríguez, abre la puerta a una futura actividad de promoción y venta, dentro de unos meses, cuando las condiciones lo permitan, para que los artesanos queseros puedan dar salida a su producto

13.04.2020 | Santa María de Guía

Atendiendo a la gravedad y el carácter excepcional de la situación actual provocada por la crisis sanitaria del coronavirus, el Ayuntamiento de Santa María de Guía ha suspendido la celebración de la Fiesta del Queso que se celebra en este municipio y que tal y como se recordará cuenta con una primera edición, el último domingo de abril, en el casco para trasladarse la semana siguiente, el primer domingo de mayo, al barrio de Montaña Alta, en las medianías guienses.

El alcalde, Pedro Rodríguez, lamentó la decisión que ha sido necesaria adoptar “por los momentos críticos que estamos pasando” aunque abrió la puerta “dentro de unos meses, cuando se den las condiciones adecuadas” para la celebración de alguna actividad destinada a la promoción y venta de este producto artesanal “que permita a nuestros agricultores y ganaderos dar salida a este producto artesanal, singular y único, que les permita recuperar parte de las pérdidas que esta situación tan delicada está generando en tantos hogares, también y muy especialmente en la gente de nuestros campos”, indicó.

La idea originaria de esta celebración nació precisamente en este barrio de las medianías guienses hace más de cuatro décadas como un canto popular y un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan la tierra. Y es aquí, en uno de los lugares privilegiados donde se elabora el famoso Queso de Guía, adonde cada año, el primer domingo de mayo, se acercan miles de personas de toda Gran

Canaria para disfrutar de una fiesta que tiene en los vecinos de Montaña Alta a unos extraordinarios anfitriones.

Gracias a ellos y a su esfuerzo, además del rico queso que se elabora en estas medianías, se puede disfrutar también de un buen potaje de jaramagos, de un gran sancocho canario y de unas deliciosas tortillas con miel, todo ello en una jornada festiva destinada a dar realce y poner en valor la tradición y la cultura canaria.

Por todo ello, el hecho de no poder celebrar este año la Fiesta del Queso “una celebración tan querida y tan nuestra, en la que fuimos pioneros hace tantos año”, señala el primer edil guiense, “duele muchísimo, pero estoy seguro de que los guienses sabremos transformar esta realidad que ahora nos ha tocado vivir en esperanza, ilusión y compromiso, afrontando con fuerzas renovadas el futuro”, subrayó.