Economía

Javier Parrilla, remarca “la importancia proteger la cabaña apícola de la isla” e informa de que este 19 de febrero se celebrarán en la Casa de la Miel las VI Jornadas Técnicas de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Apicultura (Avespa)

16.02.2022 | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife mantendrá este año su apoyo a la apicultura y destinará 92.000 euros a la alimentación complementaria de las abejas. Esta ayuda irá dirigida a las asociaciones de apicultores de la isla y pretende sufragar los gastos para la adquisición de alimentos complementarios específicos para las abejas, ricos en azúcares, proteínas y micronutrientes (vitaminas y minerales) que permitan mejorar su estado nutricional y contribuir, de esta forma, a preservar la cabaña apícola de Tenerife.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, explica que el objetivo es “mejorar la productividad y el estado sanitario de las explotaciones apícolas, así como fomentar el sostenimiento de la polinización de cultivos y plantas silvestres a cargo de las abejas melíferas”. Parrilla incide en que apoyar a las asociaciones apícolas es indispensable para la protección del interés general de la isla, “gracias al papel polinizador de las abejas”, y espera que con este apoyo se incrementen las rentas de las explotaciones de la isla.

El responsable del sector primario informa, además, de que el próximo sábado, 19 de febrero, se celebrarán las VI Jornadas técnicas de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Apicultura (Avespa) en la Casa de la Miel. En ellas se abordarán cuestiones como la calidad y la seguridad de las producciones, la comercialización de la miel o la importancia del análisis sensorial en la caracterización de las mieles. El evento se realizará en colaboración con la Asociación de Apicultores de Tenerife (Apiten) como órgano gestor de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Miel de Tenerife.

En el ámbito clínico se realizará una ponencia sobre la resistencia a los ácaros varroa, “cuyos efectos son devastadores para el sector”, precisa Parrilla. En la actualidad, la varroosis es la enfermedad de distribución mundial que más daños ocasiona a la apicultura. Se trata de una acariosis externa que afecta tanto a la cría como a las abejas adultas. De esta manera, los daños que produce no solo devienen de su acción expoliadora, sino también porque favorece la aparición generalizada de infecciones víricas y bacterianas.

En España y resto de la Unión Europea tiene un carácter endémico. De hecho, es la única enfermedad apícola que obliga a un tratamiento sistemático de las colonias para mantener las tasas de parasitación por debajo de umbrales dañinos.

En este sentido, el consejero insular recuerda que la escasez de lluvias de los últimos años ha provocado una merma en las floraciones, con néctar y polen de poca calidad que ha influido directamente en el estado físico de las abejas. La carencia de alimentos y de nutrientes ha provocado debilidad en las colonias, lo que supone un riesgo para la supervivencia de las colmenas, aún más vulnerables a las enfermedades.

Por este motivo, continúa Parrilla, “el Cabildo mantendrá su apoyo a la apicultura y sufragará los gastos para la adquisición de alimentos complementarios para las abejas”. El consejero recuerda, asimismo, que las ayudas de 2021 beneficiaron a un total de 581 apicultores y apicultoras, lo que se traduce en unas 14.284 colmenas.

“Tenemos la suerte de tener una variedad rica y de calidad de mieles en la isla, lo que supone un valor añadido a nuestra gastronomía, además del trabajo polinizador indispensable para nuestros cultivos, por ello debemos valorar correctamente la producción y mantenimiento de nuestra cabaña y protegerla en los momentos más difíciles”, concluye.


 

Imagen: Colmena | CEDIDA