Desde La Mesa Mota

Es una mania que siempre ha tenido la gente de estas Islas atlánticas, porque se creen que "los pedos se atraviesan en el intestino" o que "los nervios son la causa de todos los males", cuando realmente no es así

03.04.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Cuando alguna persona sufre una indisposición, tradicionalmente, en los hogares isleños, se recurre a hervir un poco de agua y hacer una infusion con cualquier hierba que se encuentre a mano, como medida de urgencia para que esa indisposición desaparezca.

En principio, ya puede ser un IAM (infarto agudo de miocardio), un ACV (accidente cerebro vascular), un ataque de apendicitis o cualquier dolor de vientre, que la gente de estas Islas lo achaca a "gases en el estómago" o se debe a causa de los "nervios".

Es una mania que siempre ha tenido la gente de estas Islas atlánticas, porque se creen que "los pedos se atraviesan en el intestino" o que "los nervios son la causa de todos los males", cuando realmente no es así.

Ante cualquier síntoma de gravedad y ante la sospecha de que determinados dolores puedan ser una señal de posible mortalidad, hay que evacuar urgentemente a esas personas al servicio de urgencias más próximo para ser atendido lo antes posibles, porque en estas patologías el tiempo es oro y no se deben hacer elucubraciones tan primitivas como achacar esas dolencias a "los gases" o a los "nervios", y que no se van a remediar con una tisana, porque se trata de dolencias mucho más serias y que comprometen la vida de una persona.

Vivimos en la era más avanzada y tecnológica de la historia y no debemos recurrir a creencias ancestrales cuando se producen algunas circunstancias adversas para nuestra salud y, ante cualquier duda, no hay que titubear, ponerse en contacto enseguida con el servicios de urgencias sanitario, que saben lo que tienen que hacer en cada momento.

Dejemos lo de los "gases en el estómago" y lo de los "nervios" como algo típico de un pasado no muy lejano, porque la ignorancia, casi siempre, es muy atrevida. ¿O no?

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: