Política

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera insiste en resolver la problemática de la cercanía de casas de apuestas a centros educativos

02.05.2020 | Canarias

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Jesús Ramos, ha defendido que hay que avanzar, en un futuro, en modernizar la normativa referida al juego para así poder incluir todo el aspecto relacionado con el ámbito digital.

“La actividad lúdica del juego necesita de medidas para que se haga de forma completamente responsable y sin afectar o conducir a los menores al uso de estos juegos, e implementar las acciones de seguridad y control adicionales, para lo que se necesita de una adaptación legislativa modernizada, sobre todo en el tema digital, pero, mientras tanto, debemos tomar medidas de salvaguarda”, defendió el diputado gomero.

En este sentido, aclaró que esta semana desde ASG se apoyó la convalidación del decreto ley para la suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales y otras medidas complementarias en materia de juego y apuestas de forma que, mientras no se haya tramitado parlamentariamente esta modificación legislativa, se proceda a la suspensión de las licencias. “Consideramos que esta medida es adecuada, ya que nos permite actuar con prudencia ante un rechazo social cada vez más grande, a la par que evitar que se expanda incontroladamente esta actividad”, aseveró.

Ramos, recordó que, si bien es cierto que “hace poco se ha regulado a nivel nacional la publicidad del juego y limitado la presencia de estos anuncios, no podemos quedarnos ahí, hay que resolver la problemática de la cercanía de los locales de juego a los colegios e institutos, ya que hay que tener en cuenta los problemas que provoca el juego, como adicciones digitales y hasta ludopatías graves”, incidió.

Asimismo, añadió que la decisión del Parlamento sobre el decreto no afecta ni a las licencias otorgadas ni a las que se encuentran en proceso de otorgamiento, por lo que la medida permite, mientras no se revise la Ley, que sigan su actividad cuando se reabra la economía, “por lo que ni se destruye economía ni los puestos de trabajo; otra cosa es que en el futuro se sea más restrictivo a la hora de permitir la instalación de nuevos locales”.