Política

La senadora canaria recordó al ministro que el anterior Gobierno de España “no dio explicaciones en esta Cámara, ni tan siquiera compartió la información disponible sobre este hallazgo con el Gobierno de Canarias, a pesar de que éste lo pidiera

19.11.2018. Madrid

La senadora de Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canaria-Agrupación Herreña Independiente (CC-PNC-AHI), María del Mar Julios, tuvo la oportunidad hoy, después de más de un año de haber solicitado con carácter urgente la comparecencia en comisión del Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, de preguntarle acerca del mayor yacimiento mundial de teluro, “mineral clave para la energía solar que ha sido descubierto cerca de Canarias.”.

La senadora canaria recordó al ministro que el anterior Gobierno de España “no dio explicaciones en esta Cámara, ni tan siquiera compartió la información disponible sobre este hallazgo con el Gobierno de Canarias, a pesar de que éste lo pidiera formal e institucionalmente”. Y todo ello a pesar de que resulta relevante para Canarias este posible hallazgo con el propósito de “conocer e intervenir, si es el caso” –advierte Julios-, “tanto en la toma de decisiones, como en la intervención o en la explotación, de éste o de cualquier otro recurso natural existente en nuestro territorio, tanto en tierra firme como en el mar, al tratarse de un asunto estratégico para Canarias”. Una circunstancia sobre la que sin duda “Canarias no puede permanecer como un mero espectador y, tampoco lo puede o debe hacer España, del posible enriquecimiento público o privado de otros países por medio de la apropiación de un recurso natural sobre el cual debemos defender nuestra soberanía”, añadió la senadora de CC.

La información de la que dispone el Gobierno de Canarias hasta el momento proviene de una expedición de científicos británicos que son los que descubrieron en el monte submarino Tropic, situado en el suroeste de Canarias, un yacimiento inmenso y de una concentración excepcional de este metal poco abundante y muy apreciado en la fabricación de paneles solares. Esta información apareció en los medios de comunicación de Canarias, que se hicieron eco a su vez de lo publicado en medios como la BBC, en las que se hablaban de unas 2.670 toneladas de teluro, lo que es el equivalente a una duodécima parte de todo el consumo mundial de ese metal.

Este monte submarino está situado a 463 kilómetros al suroeste de la isla de El Hierro, tiene unos 50 kilómetros de diámetro y se eleva a 3.000 metros desde el lecho del Océano Atlántico, situándose su cima a unos 1.100 metros por debajo de la superficie. Tradicionalmente, esta zona se ha considerado parte de las llamadas “abuelas de Canarias”, un conjunto de montañas submarinas que tanto por su antigüedad como por su relación con los procesos volcánicos que formaron el Archipiélago, tienen ese nombre.

Cabe recordar que la expedición internacional estaba liderada por el Centro Oceanográfico Nacional del Reino Unido (NOC) y contaba con la colaboración del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Servicio Geológico del Reino Unido, la Universidad de Southampton y la Universidad de Sao Paulo (Brasil). Incluso en la información de la que dispone el Gobierno de Canarias se daban detalles como que las muestras extraídas con robots submarinos presentan una concentración de teluro 50.000 veces mayor de lo habitual en los yacimientos de este metal en tierra firme.

“Si la información publicada es cierta y el Instituto Geológico y Minero de España ha participado, no entendemos cómo es posible que el Gobierno de España no haya compartido la información con las instituciones canarias”, asegura la senadora de Coalición Canaria, para quien es relevante que el Gobierno de España explique las razones de este silencio al Gobierno de Canarias , así como que de traslado de la información y de las acciones que está realizando o va a realizar el Gobierno con ella”.

María del Mar Julios señaló al ministro que España ha realizado varias campañas oceanográficas en esa misma zona con anterioridad, y no solo dirigidas a conocer las características geológicas de esos montes submarinos y sus ecosistemas, “sino también dirigidas a documentar su petición a la ONU para extender nuestra soberanía sobre la zona marítima que circunda Canarias más allá de las 200 millas”.

El Gobierno español presentó en agosto del 2014 en Naciones Unidas una solicitud formal para extender hacia el oeste la plataforma continental de Canarias sobre una franja de océano situada entre las 200 y las 350 millas náuticas, con una superficie total de 296.000 kilómetros cuadrados “Nos gustaría saber cuál es la situación de esta petición, ya que este yacimiento estaría en esta franja que estamos reclamando”, aseguró María del Mar Julios

El monte submarino Tropic se encuentra dentro de esta zona “sobre la que estamos reclamando la soberanía, e insisto en aclarar que hablamos de un volcán submarino que puede tener en torno a 100 millones de años de antigüedad, cinco veces más, por ejemplo, que la isla canaria geológicamente más vieja, Fuerteventura”, aseguró Julios.

Pero también resulta destacable no solo el posible yacimiento de teluro, sino que el propio Instituto Geológico y Minero de España (IGME) ya detectó en el Tropic hace siete años, en 2011, las costras de ferromanganeso más antiguas que se conocen en el planeta, un tipo de depósitos que suelen tener importantes concentraciones de metales utilizados en la alta tecnología.

Entonces colaboró con el IGME, que fue el que lideró las cuatro campañas realizadas entre el 2010 y el 2012 el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto Hidrográfico de la Marina, y también el CSIC. El informe científico publicado por el IEO al término de esa campaña ya cita el hallazgo de costras de ferromanganeso en Tropic. Y en la nota de prensa que el IGME difundió, ya se cita la búsqueda de telurio como uno de los motivos que llevaba de nuevo a los científicos embarcados en el buque James Cook a investigar el monte Tropic.

Concretamente, el IGME advertía en su informe que “en sus laderas y cima se encuentran extensos depósitos minerales de costras de ferromanganeso formadas durante los últimos 30 millones de años. Los depósitos de óxidos de ferromanganeso de los fondos marinos representan la más importante fuente del planeta de elementos para la fabricación de productos de alta tecnología y aún están muy poco explorados”.

El IGME publicó junto a la Universidad Complutense y otros organismos públicos un artículo en la revista científica Ore Geology Reviews en la que planteaba, de hecho, que las costras de ferromanganeso existentes en el monte Tropic pueden tener 76 millones de años de antigüedad, lo que las convertiría en las “más antiguas de las conocidas a día de hoy en la Tierra”.

Entre 2013 y 2014, según la propia nota informativa del IGME, los estudios se complementaron con un proyecto I+D del Plan Estatal coordinado entre IGME-IEO denominado SUBVENT y se realizaron dos campañas oceanográficas gracias a un acuerdo de cooperación científica entre España y Portugal.

Posteriormente, en 2016, se aprobó en la convocatoria de Retos del Plan Estatal I+D un nuevo proyecto denominado EXPLO-SEA para continuar con las citadas e importantes investigaciones en el área de Macaronesia (Canarias-Azores). Sería en octubre de 2016 cuando el doctor Javier González participó en calidad de invitado en el proyecto Marine E-Tech liderado por el Instituto Oceanográfico del Reino Unido (NOC) como consecuencia de acuerdo de colaboración entre IGME Y NOC.

Los resultados preliminares de las muestras analizadas son los que aparecieron en la BBC. “que fue cuando el Gobierno de Canarias se enteró de todo este trabajo que se estaba realizando al oeste de sus costas”. Indicó María del Mar Julios, quien recordó al Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades que en Canarias “existe capacidad para estudiar y para aportar en esta materia, recuerde que tenemos ya en funcionamiento La Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), una de las Infraestructuras Científico Técnicas Singulares (ICTS) de Canarias dedicada a la experimentación y a la investigación científica y tecnológica en todos los aspectos relacionados con las ciencias y tecnologías marinas”. Se trata de un proyecto financiado y gestionada por un consorcio al 50% entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España “y se trata de la única plataforma de estas características en Europa, que ya gestiona proyectos de carácter internacional”, advirtió Julios.

En su segunda intervención, María del Mar Julios advirtió al Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades “que las evidencias ponen de manifiesto que el Gobierno de España está al tanto de todo lo que sucede en relación al teluro en aguas canarias. Lo que queremos saber es si se está ocupando de este asunto como parece que lo están haciendo otros países. Me pregunto que si estos yacimientos estuvieran frente a las costas Peninsulares habría mayor interés”, subrayó Julios.

En estos momentos hasta ocho países se disputan el tesoro minero hallado en aguas de Canarias, “lo que evidencia que su gran valor económico ya ha despertado el interés de los países que cuentan con permisos de exploración de metales en esta dorsal del Atlántico”, señaló la senadora canaria. Entre ellos se encuentran Alemania, Rusia, China, Corea del Sur e India, a lo que se podría sumar Francia según lo que se ha publicado en algún medio de comunicación.

“Nos gustaría saber si también España está luchando por la explotación de estos recursos naturales”, indicó Julios, quien advirti. ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ue ha significado el p que ademlo estal oeste de sus costas"las razones de la falta de informació que además de albergar el que puede ser el mayor yacimiento de este metal en el mundo, “también registra altas concentraciones de otros minerales catalogados como estratégicos para la industria tecnológica, como el cobalto, el vanadio, el níquel o el itrio”.

Los primeros objetivos de las investigaciones españolas consistieron era documentar la demanda que España presentó en 2015 ante Naciones Unidas para que se le reconociera la ampliación de la plataforma continental, con el argumento de que esos fondos forman parte de la plataforma de Canarias. La expedición también sirvió para recoger todo tipo de datos científicos, entre otros, muestras de minerales. De hecho, el informe de esa campaña menciona que se habían encontrado notables costras de ferromanganeso en cuatro de esos montes submarinos: Echo, The Paps, Drago y Tropic, el más alejado.

Vázquez Garrido explicaba en su momento al diario ABC que la expedición británica confirmaba los indicios hallados. Para Vázquez Garrido, el “hallazgo tiene un gran interés por el alto valor de este recurso estratégico” y recuerda que “existen otros montes submarinos que se deberían estudiar por su posible concentración de este tipo de metal como The Paps y El Hierro”. Además, recordaba que la UE ha declarado “estratégicos” varios de esos elementos: cobalto, vanadio, níquel y telurio.

“Estamos hablando señor ministro de Recursos Naturales Estratégicos en el desarrollo de una economía, basada en la sostenibilidad y en los componentes tecnológicos y de comunicación, que con el tiempo podrán alcanzar más valor incluso que el que ha significado el petróleo en este último siglo. Es un asunto que implica a su Ministerio, pero que también atañe al Gobierno de España en su conjunto, incluso en cuestiones que dependen de la ONU, pues se está trabajando y apostando porque sean aguas españolas y por tanto Canarias”, señaló la senadora de Coalición Canaria.

María del Mar Julios hizo referencia durante su intervención al artículo 4 del nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias, que respecto al ámbito espacial, en su apartado 2, señala que “Sin perjuicio de la delimitación de las líneas de base existentes, entre los puntos extremos más salientes de las islas e islotes que integran, según el apartado anterior el Archipiélago canario, se trazará un contorno perimetral que siga la configuración general del archipiélago, tal como se establece en el anexo de este Estatuto. Las aguas que queden integradas dentro de este contorno perimetral recibirán la denominación de aguas canarias y constituyen el especial ámbito marítimo de la Comunidad Autónoma de Canarias”.

3. El ejercicio de las competencias estatales o autonómicas sobre las aguas canarias y, en su caso, sobre los restantes espacios marítimos que rodean a Canarias sobre los que el Estado español ejerza soberanía o jurisdicción se realizará teniendo en cuenta la distribución material de competencias establecidas constitucional y estatutariamente tanto para dichos espacios como para los terrestres.

4. El Estado en el ejercicio de sus competencias tendrá en cuenta las singularidades derivadas del carácter archipielágico y promoverá la participación de la Comunidad Autónoma en las actuaciones de competencia estatal en dichas aguas.

“Es un asunto que somos conscientes de que atañe directamente al ministerio de Asuntos Exteriores, y tiene que ver con la delimitación de nuestra frontera marítima, con la delimitación de aguas entre el archipiélago Canario y Marruecos, y con el conflicto territorial del Sáhara occidental. Es decir, decisiones de un gran calado y trascendencia política, pero que deben ser transparentes y más en una sociedad democrática como es la nuestra”, apunta María del Mar Julios.

Por su parte, el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, reconoció “el poco conocimiento que tengo al respecto sobre este asunto y me comprometo a recabar la información necesaria para darle una respuesta más concreta en dos semanas”.