Actualidad

Los agentes intervinieron anoche tras las quejas de los vecinos por el ruido

22.07.2020 | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife desmantelaron, la pasada madrugada, una fiesta ilegal que se desarrollaba en un local ubicado en la céntrica calle Padre Anchieta de la capital tinerfeña. Los policías constataron que en dicho evento había más de medio centenar de jóvenes bebiendo, generando ruido y sin adoptar ninguna medida preventiva tales como el uso de la mascarilla o respetar la distancia interpersonal de seguridad.

Este servicio, que se produjo sobre las 02:00 horas, se inició tras las llamadas de varios vecinos que se quejaban del excesivo ruido que había en el exterior del citado local perteneciente a una asociación cultural. Los agentes identificaron al responsable de ese establecimiento y levantaron un acta por infracción que también será remitida a las autoridades sanitarias.

Antes de intervenir, los policías constataron que numerosos jóvenes entraban y salían del local, con bebidas alcohólicas y haciendo bastante ruido, además de verificar que también adquirían bebidas en una tienda cercana. De hecho, se identificó al encargado de ese otro establecimiento, puesto que no se pueden despachar bebidas alcohólicas en esa tienda después de las 22:00 horas. Tampoco se respetaba la normativa respecto a la cartelería que prohíbe la venta de alcohol a menores de edad, situación que hizo que se instruyeran sendas actas de infracción por estos motivos.

Una vez desalojadas las 54 personas que estaban celebrando esta fiesta, se comprobó que también se ejercía una actividad ilegal de venta de alcohol. En el informe policial se constata que en el interior del local se incumplían todas las medidas sanitarias preventivas, ni se guardaba la distancia de seguridad, ni se utilizaban las mascarillas individuales de protección, además de tratarse de un local cerrado sin más ventilación que la puerta de acceso.

Hay que recordar a la población en general, y a los jóvenes en particular, la responsabilidad ciudadana de cumplir con las medidas sanitarias preventivas para evitar la propagación de la Covid-19 y sus graves consecuencias.

Imagen: Policía Local de Santa Cruz de Tenerife | CEDIDA