Desde La Mesa Mota

Los accionistas de los bancos de este país llamado España no tienen la más mínima vergüenza | Imagen: compraraccionesdebolsa.com

05.07.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Los accionistas de los bancos de este país llamado España no tienen la más mínima vergüenza. Las empresas del sector, con prácticas dignas del más agresivo usurero, han ganado la friolera de cuatro mil millones de euros sólo en el primer trimestre del presente año, lo que representa un aumento del 15 por ciento en los beneficios respecto al mismo período del año 2017.

Eso es, sencillamente, un insulto a la ciudadanía española, cuando hemos atravesado una crisis económica tan dura en los últimos años y, por ejemplo, se calcula que unas diecisiete mil personas se han suicidado en este país desde 2008 por culpa de su situación financiera y por la cantidad e desahucios y embargos que se han hecho efectivos en el citado período.

La banca, en este país, con la permisividad total de los últimos Gobiernos, ha exprimido a muchos cuentacorrentistas, cobrando de manera abusiva por unos servicios, a través de comisiones y supuestos gastos que han esquilmado los bolsillos de mucha gente.

El encarecimiento de los préstamos es de auténtico escándalo, cuando el precio oficial del dinero en Europa está tan barato. Pero España es un país diferente, donde las compañías eléctricas y telefónicas presumen de beneficios increíbles, empresas además que son las principales accionistas de la banca privada.

Nunca entenderé cómo se permite que los grandes bancos ganen tantísimo dinero a costa del sacrificio de los ciudadanos. El Gobierno del PP rescató, con el dinero de todos, buena parte del sector, y ya va siendo hora de que se graven estos increíbles beneficios con impuestos específico, para que parte de ese dinero revierta en la sociedad. ¡Increíble!

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: