Letizia, Cifuentes, Puigdemont...que coñazo


NOVEDADES

Letizia, Cifuentes, Puigdemont...que coñazo

Paco Pérez   07-04-2018   16:04:22   Tagoror Digital

Tan diferente es España que hasta la "seria y formal" Alemania no le tiene la consideración que debiera como socio que somos de la Unión Europea

07.04.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Parece que el pueblo español necesita alienarse para olvidar los verdaderos problemas que tiene este país, porque si no, no se explica que tengamos hasta en la sopa asuntos como el rifirrafe entre las reinas Letizia Ortiz y doña Sofía de Grecia; el tan traído y llevado máster fantasma de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y, para añadir, el interminable novelón de Carles Puigdemont.

En un país más serio y civilizado, nadie hubiera dado tanta importancia al encontronazo real entre las dos reinas de España y la cosa, en Inglaterra o en Dinamarca, no hubiera pasado de ser una anécdota de la familia real, porque los borbones y demás seres de sangre azul son personas de carne y hueso, que también tienen sus diferencias, sus discusiones y sus necesidades fisiológicas, como cualquier hijo de vecino. Y también las disputas que siempre se producen entre suegras y nueras.

Por lo que respecta al famoso y fantasmagórico título de máster de la presidenta madrileña, tampoco el asunto merece tantas portadas de periódicos y revistas, porque en cualquier otro país europeo se hubiera resuelto con la dimisión inmediata de la supuesta autora del fraude. Lo que ocurre es que en este país no se conocer el verbo dimitir. Una renuncia a tiempo hubiera sido lo más conveniente para ella y el Partido Popular, sobre todo porque está en juego la credibilidad de un alto cargo público y, con todo ello, se está desprestigiando aún más a la Universidad. Pero España es diferente.

Tan diferente es que hasta la "seria y formal" Alemania no le tiene la consideración que debiera como socio que somos de la Unión Europea. Como Bélgica nos ha tomado el pelo en nuestra propia cara. Me refiero, como no podía ser de otra forma, a ese delincuente prófugo que se llama Carles Puigdemont, que llegó a ser presidente de la comunidad autónoma de Cataluña y que se pasea desde hace unas cuantas semanas por el viejo continente sin que ningún país haya tenido la mas mínima consideración con España, negando la extradición de este rebelde y sedicioso individuo.

¡Qué pena de país! Menudo coñazo.

 

FOTOGRAFÍAS


Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL