Desde La Mesa Mota

He de confesar que yo ingiero un comprimido efervescente de cloruro de magnesio desde hace cierto tiempo, por recomendación médica, con algunos intervalos de descanso

28.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El magnesio es un mineral esencial en la realización de diversos procesos metabólicos y se halla presente en todas las células del cuerpo. He de confesar que yo ingiero un comprimido efervescente de cloruro de magnesio desde hace cierto tiempo, por recomendación médica, con algunos intervalos de descanso.

El magnesio puede encontrarse en la naturaleza en forma de ión formando sales y óxidos y tiene un importantísimo papel biológico no solamente para los seres humanos, sino también para las plantas. De hecho la clorofila contiene magnesio y ya sabes lo esencial que es este compuesto para que ocurra la fotosíntesis y se produzca el oxígeno que respiramos así como el crecimiento de las plantas que consumimos.

En los seres humanos el magnesio se halla en todos los tejidos, particularmente huesos y músculos. Sus funciones resultan muy diversas, entre las que están las siguientes:

Estabiliza las cadenas de ADN y ARN, lo cual permite la correcta regeneración celular, evita que ocurran mutaciones y también que aparezcan células cancerígenas, entre otras cosas.

Interviene en la producción de ATP, la energía necesaria para todos los procesos metabólicos y tiene una relación directa con el metabolismo de calcio

Interviene en los procesos de producción de neuromoduladores y neurotransmisores que permiten que la información viaje en forma de impulso nervioso a través de tu cuerpo y puedas moverte, hablar, y en fin ser quien eres.

Permite la relajación muscular, de hecho es especialmente importante en el mantenimiento del ritmo adecuado en los latidos del corazón.

Los requisitos diarios de ingesta de magnesio son de 300 a 360 miligramos en el caso de los adultos, pero no necesitas llenarte de suplementos, puedes encontrar lo que tu cuerpo precisa en numerosos alimentos naturales como, por ejemplo, los vegetales de hojas verdes.

Muchos son los alimentos que contienen magnesio, pero es bastante usual que existan deficiencias de este mineral puesto que ciertos medicamentos o altos niveles de estrés pueden causar su eliminación a través de la orina.

Debemos cuidar nuestros niveles de magnesio, puesto que sus beneficios para la salud son innegables, en general manteniéndolos estables se puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, contracturas musculares, diabetes e hipertensión arterial.

El magnesio es un tranquilizante natural que interviene en las transmisiones nerviosas y mantiene activas las neuronas. Si quieres tener tu sistema nervioso en buen estado y sentirte relajado y alegre, ocúpate de tus niveles de magnesio, los cuales influyen directamente en la producción de serotonina, hormona que te levanta el ánimo.

El magnesio, además, es necesario en los procesos metabólicos que permiten la obtención de energía. Si se desea tener mayor fuerza muscular, ya sea fuerza de agarre o potencia en piernas y brazos y ver los músculos bien desarrollados el magnesio ayuda.

También la fijación de calcio y el fósforo en los huesos y dientes lo cual hace que los tengas sanos y fuertes. Al consumir este elemento en las cantidades recomendadas estarás previniendo la osteoporosis y las caries.

El equilibrio entre el calcio y el magnesio es esencial para la vida. Al movilizar el calcio el magnesio es capaz de destruir los cálculos renales, así que tener los niveles adecuados hará que tengas en perfecto estado tus riñones. El magnesio favorece el equilibrio hormonal y es capaz de prevenir y disminuir los dolores menstruales.

Depura nuestro organismo, al actuar como un laxante suave es capaz de arrastrar las toxinas presentes en nuestros intestinos favoreciendo su evacuación. También controla la proliferación de la flora intestinal.

Nada como el magnesioo para relajar el músculo cardíaco y prevenir arritmias, además de jugar un importante papel en muchas de las reacciones que ocurren en el corazón.

El ion magnesio forma parte de la saliva, solución acuosa que tiene entre otras funciones la lubricación del alimento y el comienzo de su digestión. Este ion también se encuentra presente en los jugos gástricos.

Igualmente influye directamente en la relajación muscular, evitando calambres, agotamiento y lesiones. Los bajos niveles de este ion aumenta la acumulación de ácido láctico incrementando los dolores, la rigidez y las contracturas musculares.

Tambien es un electrolito esencial en el mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales, de esta manera juega un papel primordial en establecer una presión arterial adecuada.

Es muy importante para las embarazadas, es por eso que deben consumir diariamente entre 320 y 380 miligramos de magnesio. Este mineral previene que ocurran partos prematuros manteniendo el útero relajado hasta el momento del parto.

Regula cualquier desequilibrio del pH corporal, de no ser así pueden ocurrir afectaciones de tejidos y órganos.

Por otro lado, melotonina es una hormona que entre sus tantas funciones influye en la regulación del sueño. Las deficiencias de magnesio, al influir sobre esta hormona, provocan la aparición de trastornos del sueño.

Finalmente se puede decir que el magnesio ayuda a prevenir la diabetes, posibilitando el control de los niveles de azúcar en sangre. Mediante el aumento de la liberación de insulina esta sustancia permite la incorporación de azúcares en las células, disminuyendo su concentración en la sangre.

Les recomiendo, amables lectores que, en cualquier caso, consulten siempre con su médico antes de ingerir suplementos de magnesio. Él mejor que nadie sabrá si lo necesita.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.