NOVEDADES

Los intermediarios encarecen mucho los productos agrarios.

Paco Pérez   10-12-2017   21:12:44   Tagoror Digital

Algún organismo público dependiente del Ejecutivo regional ha de poner freno a este auténtico disparate en la distribución y comercialización, porque terminaremos por hace desaparecer la agricultura de este tierra.

10.12.2017. Redacción / Opinión.

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

En Canarias la red de comercialización y distribución de los producto agrícolas de consumo es un auténtico disparate, porque todo se deja en manos de intermediarios sin escrúpulos, que hacen su agosto pagando a los sacrificados agricultores precios de risa, mientras ellos se enriquecen, encareciendo de manera usurera las frutas, verduras y hortalizas, de tal manera que el precio final de cualquier variedad se multiplica por tres, por cuatro o por cinco, incidiendo en el gasto de los consumidores.

Todo esto lo han denunciado los plataneros de las Islas, que han visto con asombro como la fruta que producen se incrementa en un 220% en los supermercados y grandes superficies, respecto a lo que le abonaron a los agricultores por cultivar la fruta, lo que es auténticamente vergonzoso e indignante, unos abusos que no deben ni puede permitir las consejerías de Agricultura y de Comercio del Gobierno Autónomo de Canarias, que se muestra impasible ante esta problemática, que afecta a los ciudadanos de las Islas.

Mientras las cooperativas plataneras tiran a los barrancos miles de toneladas de fruta, para intentar conseguir un precio mínimo en el mercado isleño y peninsular los intermediarios se llevan el mejor trozo del pastel, solo por el hecho de transportar la producción local hasta los puntos de venta.

El otro día me comentaba un agricultor del Sur de Tenerife, que los precios que le ofrecen estos intermediarios sin escrúpulos no cubren, ni por asomo, los costes de producción, en un territorio donde el agua de regadío es muy cara porque está en manos de la iniciativa privada, que es quien tiene las galerías y ejercen como auténticos "aguamangantes", algo que trató de evitar en su día el Gobierno presidido por el socialista Jerónimo Saavedra, cuya Ley de Aguas se cargaron en el Parlamento los llamados "nacionalistas" y la "derechona" canaria.

Algún organismo público dependiente del Ejecutivo regional ha de poner freno a este auténtico disparate en la distribución y comercialización, porque terminaremos por hace desaparecer la agricultura de este tierra, ya de por si escasa, que emplea a escasísimas personas, si tenemos en cuenta la población activa que engrosa el sector servicios y muy especialmente las empresas turísticas.

 

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL